Erdogan
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan. EFE

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dicho este martes que condena al Papa Francisco en respuesta a sus declaraciones del domingo, cuando reconoció la matanza de armenios en 1915 por parte del Imperio Otomano como "el primer genocidio del siglo XX", y le ha instado a no repetirlas otra vez.

Yo condeno al Papa y le advierto de que no cometa errores como este otra vez"No permitiremos incidentes históricos sacados de contexto y usados como herramienta contra nuestro país", ha proclamado el presidente en un discurso ante varios empresarios.

"Yo condeno al Papa y le advierto de que no cometa errores como este otra vez", ha agregado.

Si bien Turquía reconoce la muerte de armenios durante la I Guerra Mundial, su versión oficial rebaja significativamente la cifra de fallecidos y jamás lo describe como "genocidio" al enmarcar el suceso dentro del conflicto internacional, afirmando que jamás hubo una voluntad de exterminar sistemáticamente a la población armenia.

Probablemente las declaraciones de Erdogan pondrán la atención en si Estados Unidos, un aliado tradicional en la OTAN de Turquía, usará o no el término "genocidio" para referirse a estas matanzas.

A diferencia de casi una veintena de estados europeos y suramericanos que lo utilizan, Washington evita usarlo y ha advertido de que Ankara podría interrumpir la cooperación militar si votasen a favor de emplearlo.