La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) estima que no ha quedado acreditado que el 11-M "tuviera lugar por el designio de ninguna organización terrorista, fuera cual fuera su orientación" y que sí ha quedado demostrado que "gran parte de los imputados" estaban "colaborando con diferentes fuerzas policiales".

Por su parte, la asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, que preside Pilar Manjón, ha elevado su petición de penas al haberse certificado en el juicio un aumento de la cifra oficial de heridos, además de pedir mayor condena para tres procesados como autores necesarios.

Diferencia con los explosivos

La AVT, que sí mantiene que los atentados se perpetraron "dentro de una estrategia terrorista diseñada para alterar el curso de las elecciones" del 14-M de 2004, rechaza además que el explosivo del 11-M fuera Goma 2 ECO, "sin que pueda descartarse el uso del Tytadine", el que habitualmente utiliza la banda terrorista ETA.

La AVT asegura que el explosivo usado fue Tytadine; La Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo sostiene que fue una mezcla de explosivos
Por ello retira la acusación contra varios miembros de la llamada trama asturiana -Sergio Álvarez, Javier González, Iván Granados y Antonio Iván Reis-, y solo la mantiene para José Emilio Suárez Trashorras, los hermanos Antonio y Carmen Toro, Emilio Llano (ex vigilante de Mina Conchita) y Raúl González, "El Dinamita".

Por su parte, la la asociación 11-M Afectados por el Terrorismo asegura que "con mezcla indiscriminada de ambos explosivos se confeccionaron los artefactos que finalmente estallaron en los trenes. Es por ello que aparecen restos de nitroglicerina en la bolsa de deportes de Vallecas, en el polvo de extintor y en la Renault Kangoo, así como dinitrotolueno (DNT), componentes ambos de la Goma 2 EC", sostiene la acusación, zanjando así por su parte la polémica sobre los explosivos del 11-M.

La AVT considera además que, "dada la falta de unas conclusiones claras derivadas de la pericia de explosivos, se hace absolutamente necesario continuar dicha pericia hasta la determinación en su mayor medida del explosivo usado".

Asegura también que la decisión de atentar en España, "no se inicia como consecuencia de la decisión legítima del gobierno" de intervenir en la guerra de Irak, "sino que la misma aparece ideada desde que España, dentro de su lucha contra el terrorismo de cualquier signo", llevó a cabo detenciones "de significados representantes de Al Qaeda" como Imad Eddin Barakat, "Abu Dahdah".

Diferencia en las acusaciones

La AVT critica también la actuación del instructor del sumario, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, por "la prolongada situación de secreto de sumario" que, a su juicio, ha impedido a las partes hacer sus aportaciones a la investigación.

Las dos asociaciones coinciden en retirar la acusación contra los hermanos Moussaten
La AVT acuerda también retirar la acusación a los hermanos Brahim y Mohamed Moussaten, sobrinos del acusado Youssef Belhadj -considerado líder de Al Qaeda en Europa-, y deja de imputar al acusado Rabei Osman El Sayed, "Mohamed El Egipcio", la autoría intelectual del 11-M, aunque le mantiene la acusación como autor material de los atentados.

Para el resto de los acusados mantiene sus peticiones iniciales, siendo las más graves, más de 42.000 años, las que pide para los considerados autores materiales -Jamal Zougam, Basel Ghalyoun y Abdelmajid Bouchar- y para Trashorras.

Por su parte, la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo coincide con la retirada de la acusación contra los hermanos Moussaten, pero aumenta su petición de penas para el ex confidente de la Guardia Civil Rafá Zouhier (39.312), así como en el ex minero José Emilio Suárez Trashorras (39.350), su cuñado Antonio Toro (39.346) y su ex mujer Carmen Toro (39.346), al considerarlos autores necesarios.

La asociación que preside Pilar Manjón ha decidido además elevar la petición de condena contra algunos acusados, al haberse elevado la cifra oficial de heridos.