Un joven de 14 años se enfrenta a una pena de cárcel por cambiar un fondo de escritorio

  • Domanik Green, un joven del estado de Florida (EE UU), ha sido acusado de un ciberdelito al ser denunciado por el sheriff del condado de Pasco.
  • Accedió al ordenador de un profesor y cambió el fondo de escritorio por una imagen de dos hombres besándose para cabrearle.
  • La broma le salió cara cuando llegó a oídos del sheriff, que lo ha denunciado: el delito está penado con hasta 5 años de prisión y una multa de 50.000 dólares.
Imagen del joven de 14 años Domanik Green, acusado de un ciberdelito por acceder con la contraseña de un profesor a un ordenador de la escuela y cambiar el fondo de escritorio.
Imagen del joven de 14 años Domanik Green, acusado de un ciberdelito por acceder con la contraseña de un profesor a un ordenador de la escuela y cambiar el fondo de escritorio.
ABC

Domanik Green, un adolescente de 14 años de Florida (EE UU), ha sido acusado de un ciberdelito después de que el sheriff del condado de Pasco, al que pertenece, le hubiera denunciado por acceder al ordenador de un profesor y cambiar el fondo de escritorio por una foto de dos hombres besándose, lo que las autoridades han interpretado como 'hackear' un bien estatal, que está penado con hasta 5 años de prisión y una multa de 50.000 dólares.

Se trataba de una broma, según el relato del menor que recogen los medios locales como el Tampa Bay Times. Según su relato, la mañana en la que ocurrieron los hechos accedió primero a un ordenador, y al ver que no tenía webcam, se cambió a otro. "Entonces cerré la sesión y la abrí en otro ordenador de un profesor que no me gustaba, así que puse imágenes inapropiadas para cabrearle", dijo Green.

El joven no logró el objetivo, ya que ese día el profesor al que pretendía fastidiar se había ausentado, y quien vio la imagen fue un substituto, que informó del asunto a la dirección del colegio. El menor fue suspendido durante 10 días de la escuela —el año pasado también había sido suspendido tres días por el mismo motivo junto a otros estudiantes—.

Sin embargo, la broma llegó a oídos del sheriff de Pasco, Chris Nocco, que interpuso una denuncia y ahora el joven deberá ser juzgado por 'hackear' un bien del Estado.

Según Green, se trataba de un hábito muy conocido por los alumnos ya que la contraseña era fácil de recordar: el apellido del profesor. El joven reconoció que lo descubrió al ver al profesor teclear la contraseña.

"Aunque algunos digan que esto es sólo una broma de adolescentes, quién sabe lo que este joven pudo haber hecho", justificó el sheriff Chris Nocco. La escuela, por su parte, ya ha tomado medidas y ha cambiado todas las contraseñas de los ordenadores para que no se vuelva a repetir.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento