El Palacio de Pedralbes de Barcelona acoge este lunes la conferencia de ministros de Exteriores en la que participarán representantes de 36 países de la Unión Europa y de la ribera sur del Mediterráneo para analizar cómo reforzar la cooperación ante asuntos como la lucha contra el terrorismo yihadista, la inmigración ilegal o la energía.

Este evento, que tiene como objetivo debatir sobre la política de vecindad de la UE, permitirá la coincidencia en el mismo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, ya que ambos intervendrán en su sesión inaugural.

La colaboración en la lucha contra el terrorismo yihadista centrará la cumbreLa conferencia ha sido organizada por España, la Comisión Europea y Letonia, como país que ostenta la presidencia semestral de la UE, y en ella participarán todos los países de la UE junto a Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, Palestina, Israel, Jordania y Líbano. Es decir, todos los de la ribera sur del Mediterráneo excepto Siria y Libia debido a la situación de inestabilidad que atraviesan ambos países.

Han comunicado su asistencia la mayoría de los respectivos ministros de Exteriores, incluido el de Marruecos, Salahedín Mezuar, que visitará España en medio de la polémica por la gestión marroquí del rescate de tres espeleólogos españoles (dos de ellos fallecieron) y por la decisión del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz de procesar a once funcionarios de Marruecos por cargos de genocidio en el Sáhara Occidental.

Todos los países del sur del Mediterráneo asistirán, excepto Siria y Libia dada su  inestabilidadLos países que han comunicado que no enviarán a sus ministros de Exteriores son Israel, Grecia, Reino Unido, Irlanda, Bulgaria, Finlandia y Lituania. Sin embargo, en la cumbre coincidirán los responsables diplomáticos de Israel y de Palestina aunque intervendrán en mesas distintas y que se desarrollarán en paralelo.

La notable presencia de ministros de Exteriores, según fuentes diplomáticas, pone de manifiesto el gran interés para intercambiar opiniones y la certeza por parte de todos de que supone "una gran oportunidad" para que el diálogo dé frutos. En ese sentido, destacan que "hay intereses compartidos en buscar soluciones en común" y el convencimiento de que es necesario profundizar en la colaboración euromediterránea ante los retos y los riesgos existentes.

En busca de políticas más eficaces

La reunión de Barcelona se ha convocado en un momento en el que la Comisión Europea se ha planteado una revisión de la política de vecindad tanto oriental como meridional de la UE para hacerla más eficaz y desea intercambiar consultas al respecto con los países afectados.

El debate se articulará mediante dos mesas paralelas, una de ellas presidida por el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, y otra por la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y un almuerzo de trabajo. En esas sesiones se abordará cómo mejorar la política de vecindad de la UE y cuestiones concretas como la lucha contra el terrorismo yihadista, los flujos migratorios, la energía y el comercio.

España otorga gran relevancia a poder analizar el combate contra el terror yihadista después de los atentados que ha habido en los últimos meses en Francia, Dinamarca y Túnez y ante la convicción de que es un asunto que preocupa a ambas partes y hay coincidencia en la necesidad de aumentar la colaboración. Además, la cumbre se celebrará en Barcelona días después de la detención de once personas integrantes de una supuesta célula yihadista que planeaba atentar en Cataluña.

Más allá de la lucha antiyihadista

Pero el Ejecutivo también ve relevante que se aborden asuntos que tienen especial repercusión en España como el problema de la inmigración ilegal y el impulso de las interconexiones energéticas.

Representantes de Francia, Alemania y España participarán en un homenaje a las víctimas de los AlpesEl Gobierno destaca el "logro diplomático" tanto de Margallo como de Mogherini al hacer posible una reunión esperada desde hace muchos años y que reconoce que no ha sido fácil organizar debido a la cercanía de las elecciones en Israel. Serán ellos dos quienes junto al ministro de Exteriores jordano, Naser Judeh —en calidad de copresidente de la Unión por el Mediterráneo— informarán en conferencia de prensa de los debates de la cumbre.

Antes de su inicio, Margallo y sus homólogos francés y alemán, Laurent Fabius y Frank-Walter Steinmeier, respectivamente, participarán a primera hora de la mañana en un acto de homenaje a las víctimas de la catástrofe aérea de los Alpes en el aeropuerto de El Prat, ante el mosaico de Joan Miró de la terminal 2, desde la que despegó el avión de Germanwings.