Definir la operatividad y establecer el sistema de activación de los recursos disponibles ante grandes emergencias es el objeto del protocolo operativo firmado recientemente entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y Cruz Roja.

El nuevo documento establece claramente las líneas de actuación entre el Servicio de Atención de Urgencias 112 y Cruz Roja de Castilla-La Mancha ante situaciones de emergencia en las que sea necesarias el apoyo de esta ONG, especialmente en aquellos casos donde haya población afectada o evacuados, ha informado la Junta en nota de prensa.

En este sentido, el acuerdo establece aquellos escenarios en los que el Gobierno regional, a través del Servicio de Atención de Urgencias 112, solicitará el apoyo de los recursos de Cruz Roja, así como la manera de llevar a cabo estos trabajos de ayuda.

En la firma de este protocolo han estado presentes el director general de Protección Ciudadana, Antonio Puerto, y el presidente de Cruz Roja regional, Javier Senent, que han presidido también la reunión de seguimiento del convenio firmado en 2013 por ambos organismos, y que se ha desarrollado tras el acto de firma de este nuevo protocolo operativo de actuación.

En esta reunión se ha dado un repaso a las activaciones de los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias que, en base a este convenio, se han producido desde su firma.

Entre otras, la Junta destaca las activaciones de estos recursos realizados con motivo de los incendios forestales ocurridos en Almorox (Toledo), Tortuero-Valdepeñas de la Sierra (Guadalajara) y Bustares (Guadalajara), los tres en el mes de julio de 2013, donde se realizaron labores de acogida para aquellas personas que tuvieron que ser evacuadas con motivo de estos siniestros.

El protocolo firmado esta semana es parte del desarrollo del convenio de colaboración que firmaron en enero de 2013 el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas, Leandro Esteban, y el presidente de regional de Cruz Roja, Javier Senent.

Consulta aquí más noticias de Toledo.