La consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos del Gobierno asturiano, la socialista María Jesús Álvarez, ha destacado este domingo la importancia de que las producciones agroalimentarias asturianas dispongan de producciones avaladas por sellos de calidad para mejorar la comercialización y competitividad.

Álvarez ha asistido hoy en Grado a la entrega de los premios del VIII Certamen de Faba Asturiana que otorga el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Faba asturiana para distinguir a los mejores productores y empresas de la cosecha 2013-2014.

La consejera ha manifestado que La estrategia de competitividad del medio rural presentada el mes pasado hace referencia a las producciones agrarias como "un sector a incentivar" y subraya la necesidad de "comercializar mejor las producciones asturianas". Por esta razón, ha instado a "trabajar no sólo en los mercados próximos, sino también en los lejanos, de la mano del Consejo Regulador, para que la faba asturiana ocupe el lugar que se merece".

La titular de Agroganadería ha señalado que la faba asturiana es "la más emblemática" de las producciones del Principado y ha valorado el trabajo realizado por el Consejo Regulador para que el consumidor sepa identificar este producto.

También ha señalado que su departamento ha realizado un esfuerzo continuado para evitar el intrusismo y el fraude en la comercialización de la faba asturiana. "Debemos evitar productos que no sólo suponen un engaño para el consumidor, sino que desincentivan también la buena producción de calidad", ha agregado.

A su juicio, la promoción de los productos asturianos con sello de calidad es un factor imprescindible para mejorar la competitividad. "Tenemos que seguir insistiendo en esta línea, porque disponemos de buenos productos, pero la promoción es básica para llegar a todos los mercados y, en especial, a los nuevos", ha explicado.

La titular de Agroganadería ha señalado que los productores de faba asturiana son cada día más profesionales y les ha felicitado por el trabajo realizado. Además, ha insistido en los beneficios que les reporta trabajar de forma coordinada con la Administración, no sólo para alcanzar la profesionalización del sector, sino también para aplicar la investigación, a través del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA), a la mejora de la calidad del producto y la comercialización.

Consulta aquí más noticias de Asturias.