El portavoz de Compromís, Enric Morera, ha anunciado este domingo que una de las primeras medidas que impulsará el "gobierno de cambio" de la Generalitat será la creación de una comisión técnica que llevará a cabo una auditoría de la deuda pública.

Esta comisión será dirigida por expertos valencianos y observadores foráneos, incluso pertenecientes a observatorios y plataformas internacionales especializadas en deuda pública ilegítima y con sus conclusiones se denunciará ante los tribunales cualquier indicio de delito en la gestión de recursos públicos, ha informado la coalición en un comunicado.

Según Morera, el ejemplo a seguir es la comisión creada por la presidenta del Parlamento griego el pasado 17 de marzo, cumpliendo con un reglamento de la UE (artículo 7.9 del Nº 472/2013), que obliga a todos los estados bajo asistencia financiera a realizar una auditoría exhaustiva de sus cuentas para examinar cómo se han originado las deudas.

"En nuestro caso tenemos la asistencia financiera del Estado y nuestra deuda ha crecido 25.000 millones en cuatro años, doblando la preexistente. Nosotros tenemos verificados más de 5.000 millones ilegítimos pero sabemos que el análisis de los contratos y convenios, desde dentro, dará mucha información que ahora no tenemos", ha señalado el 'síndic' de Compromís.

Así, ha indicado que "el aumento exponencial de la deuda en los últimos años, especialmente los que coinciden con el gobierno de Fabra que documenta toda la era Camps, obliga a este trabajo" y "hay que revisar contrato a contrato, factura a factura, las obligaciones reconocidas y los derechos de terceros, para verificar los que son correctos y los que se pueden repudiar".

"Nuestro objetivo ha de ser depurar también responsabilidades judiciales. Poner a los culpables ante los tribunales. Que paguen si han realizado daño a nuestro futuro", ha agregado.

Morera ha anunciado que se propondrá "una comisión técnica del gobierno del cambio, formada por todos los partidos que lo sustenten, para negociar una moratoria del pago de la duda pública valenciana, que incluirá la negociación con el gobierno central para poder atender las necesidades básicas sociales".

"Hoy en día el pago de la deuda y sus intereses son la segunda conselleria en presupuesto, una conselleria fantasma, que no hace nada por los valencianos y valencianas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.