La Guardia Civil de Córdoba ha detenido a 16 personas durante el pasado año 2014 como supuestas autoras de delitos de contrabando, y ha denunciado por infracción administrativa a otras 57, entre ellos varios titulares o propietarios de tiendas de comestibles, quioscos y establecimientos de hostelería ubicados en distintos municipios de la provincia, además de intervenir más de 89.000 cajetillas de tabaco de contrabando.

En una nota, la Benemérita ha informado este domingo de que, en cumplimiento a las funciones que le atribuye la Ley 2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como Resguardo Fiscal del Estado, ha ido recopilando informaciones sobre la venta de tabaco de contrabando, pudiendo conocer que esta venta irregular se estaba sucediendo en diversos establecimientos ubicados en localidades de la provincia.

Ante ello, la jefatura de la Comandancia estableció el pasado año un dispositivo de servicio específico orientado a verificar las informaciones recibidas, efectuar inspecciones y, en su caso, denunciar las infracciones observadas.

De esta forma, las investigaciones realizadas permitieron centrar las sospechas sobre algunos establecimientos y quioscos ubicados en varios municipios de la provincia, así como en varias personas que se pudieran estar dedicando al transporte de este tipo de contrabando.

Tras verificar las sospechas y llevar a efecto los dispositivos pertinentes, la Guardia Civil ha intervenido en la provincia el pasado año unas 89.298 cajetillas de tabaco de contrabando de diversas marcas, en 48 operativos efectuados.

Ante estos hallazgos, y tras su valoración, los guardias civiles procedieron en su caso a detener o denunciar a los infractores como supuestos autores de un delito o una infracción a la Ley de contrabando.

Operativos realizados

Uno de estos operativos se llevó a efecto el pasado febrero en las provincias de Córdoba y Sevilla, tras detectar una organización criminal, "perfectamente estructurada y jerarquizada", que distribuía tabaco de contrabando y que mantenía conexiones en Andorra.

En esta operación, además de las 15 detenciones efectuadas, fueron intervenidas 23.000 cajetillas de tabaco de contrabando, 50.000 euros en efectivo, 18 vehículos de alta gama, una motocicleta, dos carabinas modificadas, un arma de postas ilegal, gran cantidad de joyas, material electrónico e informático y abundante documentación.

Con esta operación se consiguió desmantelar uno de los clanes más importantes supuestamente dedicados al contrabando de tabaco en el territorio andaluz, que recepcionaban importantes partidas de tabaco de contrabando y lo distribuía, con rapidez y por encargo, a diferentes grupos de distintas provincias de España.

Otro de estos operativos se desarrolló el pasado diciembre, cuando efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, que se encontraban realizando un control de documentación y carga de vehículos pesados, en una vía de acceso a Córdoba, procedieron a dar el alto a un camión dotado de semiremolque, de los conocidos como 'trailers' y, al sospechar que pudiera transportar una carga distinta a la que figuraba en el albarán de carga, y dadas las muestras de nerviosismo de su conductor, procedieron a efectuar un registro del remolque, localizando en su interior 120 cajas, tipo fardos, conteniendo cada una de ellas 500 cajetillas de tabaco de contrabando.

Ante ello, se procedió a la detención del conductor del vehículo y a la aprehensión de las cajas de tabaco que transportaba en el camión. Con este operativo, la Guardia Civil consiguió, además de detener a un contrabandista, retirar del mercado más de 60.400 cajetillas de tabaco de contrabando valoradas en más de 290.000 euros.

Con el fin de actualizar los conocimientos de los agentes en esta materia, la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba ha organizado recientemente unas jornadas de formación orientadas a impulsar la lucha contra el transporte, la distribución y venta del tabaco de contrabando.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.