Los familiares de Felipe Dorado Hernández, de Atalaya (Badajoz), y José Carrasco Valiño, natural de Campillo de Llerena (Badajoz) aunque residente en Picón (Ciudad Real), recibirán sus restos mortales de manos de la Agrupación de Familias de Represaliados en Valdenoceda el próximo sábado, 18 de abril.

El traslado de los restos se realizarán junto a los de otros 9 cuerpos identificados de represaliados en la cárcel de Valdenoceda (Badajoz) durante la Guerra Civil y el Franquismo. Con estos, el colectivo ha conseguido identificar un total de 55 desde 2010, tras la exhumación de 116 restos.

En concreto, los restos identificados se entregarán a familias de Ciudad Real, Badajoz, Burgos, Lugo, Córdoba, Jaén, Murcia y Toledo, según ha informado la agrupación en una nota de prensa.

Felipe Dorado nació y residió en Atalaya (Badajoz), se casó en Sevilla y combatió en la Guerra Civil, donde su familia le perdió la pista. Felipe fue apresado y trasladado a Valdenoceda, donde murió el 23 de marzo de 1941.

Sus restos serán entregados a sus descendientes, muy mayores todos, si bien serán enterrados en el panteón que la agrupación ha construido en el cementerio de Valdenoceda, para que permanezcan con los de sus compañeros.

Por su parte, José Carrasco Valiño fue identificado tras el estudio osteológico en 2010, y sus restos inhumados el pasado 12 de abril en el cementerio de Valdenoceda, ante la imposibilidad de localizar a su familia. Sin embargo, gracias al tesón de una voluntaria se ha localizado a su nieto Josep en Cataluña, donde vive.

Era natural de Campillo de Llerena (Badajoz), aunque residía en Picón (Ciudad Real), donde fue detenido. Estaba casado y dejó hijos. Murió en Valdenoceda el 7 de agosto de 1942.

Homenaje anual

La entrega de los restos de estos 11 represaliados se producirá dentro de un programa de actividades el próximo 18 de abril con el que la agrupación celebra su homenaje anual a los represaliados en la cárcel de Valdenoceda.

El homenaje tendrá lugar en el cementerio de Valdenoceda, situado junto a la iglesia parroquial. Comenzará a las 11,30 horas, con la habitual explicación por parte de los antropólogos y el tradicional homenaje y entrega a sus familias de los restos de los represaliados identificados este último año.

Anteriormente, aunque desconocemos la hora exacta, un grupo de familiares ha solicitado la celebración en la iglesia de una misa en recuerdo de los presos, acto que ponemos en conocimiento de todos por si algún familiar desea asistir.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.