El Juzgado de Violencia contra la Mujer de Almería ha acordado transformar en tribunal de jurado la causa contra Dosanu P., el hombre de 32 años acusado de asesinar de repetidas puñaladas a su esposa y madre de dos niños menores de edad y que, en su huida de la Policía Nacional, retuvo a punta de cuchillo al conductor de un vehículo, que usó para llegar hasta Valencia.

La magistrada indica en el auto, consultado por Europa Press, que, de las pruebas que se han practicado durante la instrucción, resultan "suficientes indicios de criminalidad" para que se le pueda atribuir "la perpetración de un delito de asesinato en el ámbito familiar", incluido, según remarca, en el ámbito de competencia de la Ley del Jurado si bien también se le imputan delitos de hurto de uso de vehículo a motor, daños, robo de vehículo a motor y detención ilegal.

Dosanu P., natural de Constanza (Rumanía) y en prisión provisional desde junio de 2014, asesinó presuntamente a puñaladas a su esposa en la madrugada del 1 de junio de 2014 a la entrada de la infravivienda que ambos compartían con sus dos hijos de corta edad en la calle Ceuta del barrio de El Quemadero de la capital almeriense.

A continuación, según trascendió de la investigación, se dirigió supuestamente a la chabola en la que residían su hermano y sus padres, a quienes habría contado que había matado a Mariana M., y emprendió la huida.

Dosanu P. habría logrado llegar a bordo de un taxi hasta el municipio de Níjar, donde presuntamente se hizo con un turismo que tenía las llaves puestas y se dirigió hasta Carboneras. Una vez allí, habría robado cuchillo en mano otro vehículo y retenido a su conductor, a quien abandonó antes de poner rumbo a Valencia.

La Policía Nacional le declaró en busca y captura nacional e internacional y difundió su imagen a través de las redes sociales twitter y Facebook. Las primeras hipótesis apuntaron a que podría haber elegido Barcelona como punto de salida en avión hasta Rumanía, por lo que se activó una estrecha relación entre el Grupo IV de Homicidios de la Policía Nacional y el Grupo de Homicidios de Valencia que permitió su arresto dos días después.

En concreto, fue detenido a las 7,00 horas del día 3 en un hotel de Valencia por los GOES tras contrastar un listado de establecimientos donde sospechaban que podría haberse alojado en su camino a la Ciudad Condal. Estaba considerado peligroso y en el momento ser descubierto por la policía, iba presuntamente armado.

Fianza de 200.000 EUROS

En la misma resolución, la jueza instructora de la causa convoca a las partes personadas, entre las que figura como acusación, además de la fiscal, la familia de Mariana M., y como acciones populares, la Junta de Andalucía y la Abogacía del Estado, a una comparecencia que se celebrará en sede judicial el próximo martes.

Acuerda, asimismo, requerir al procesado para, que con carácter previo a esta comparecencia, preste fianza civil de 200.000 euros para "asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran imponerse" o que, en caso contrario, se ordene el embargo de sus bienes.

El auto de transformación en tribunal de jurado ha sido impugnada, sin embargo, por la Fiscalía, que argumenta en su recurso de reforma y subsidiario de apelación la "complejidad" del procedimiento "habida cuenta la diversidad de delitos" y la existencia de hechos que el "propio legislador ha decidido que no entrasen en el ámbito de la Ley del Jurado". Solicita que la causa continúe conforme a los trámites de sumario y remite a una sentencia de la Audiencia de Almería.

Por su parte, la defensa del procesado, ejercida por el abogado José Ramón Cantalejo, ha trasladado que "en principio es favorable" a que sea un jurado popular "el encargado de juzgar a su cliente" aunque ha matizado que decidirá el sentido de su alegación tras estudiar el recurso del Ministerio Público.

Consulta aquí más noticias de Almería.