Fase documental. (La Otra)
Fase documental. (La Otra) La Otra

Algunas de las víctimas mostraron hoy su indignación ante la emisión en la sala, en la reanudación de la fase final del juicio del 11-M, de varias fotografías del estado en que quedaron los trenes de cercanías tras los atentados del 11 de marzo de 2004.

A petición de la Fiscalía y dentro de la fase documental del juicio, las partes visionaron medio centenar de fotos a puerta cerrada, que mostraban desde varios ángulos los vagones donde se colocaron las mochilas bombas. El total de imágenes disponibles superaba las 200.

También estaba previsto que la cuadragésimo quinta sesión del juicio comenzase con la proyección del vídeo realizado por las Fuerzas de Seguridad en el desescombro del piso de Leganés (Madrid) en el que se suicidaron siete presuntos responsables del 11-M.

La fiscal renunción a que se siguiesen mostrando las fotografías
No obstante, la fiscal
Olga Sánchez renunció a que continuara mostrándose más material cuando se habían enseñando aproximadamente 50 fotos.

Víctimas que siguen el juicio desde el interior de la sala de vistas indicaron que no entendían el motivo de la emisión de estas imágenes ni la importancia o finalidad que puedan tener para el desarrollo de la actual vista oral.

Las partes renunciaron al visionado de la cinta grabada tras la explosión de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés de más de una hora de duración.

En un principio el tribunal pensaba reproducir las imágenes a puerta cerrada debido a su crudeza. En ellas aparecían los cadáveres de los siete suicidas que murieron en la vivienda el 3 de abril de 2004.

La sala escuchó varias cintas de conversaciones del acusado Rafa Zouhier con personas desconocidas. En una de ellas el imputado pero finalmente no procesado Lofti Sbai habla con una mujer de la detención de Zouhier después de los atentados. Le dice que "no sospechaba nada" de su amigo y que piensa que ha sido arrestado por que "ahora quieren cabezas de turco".

Además, se leyeron varias de las transcripciones de otras conversaciones como la mantenida entre Rabei Osman El Sayed, alias "Mohamed El Egipcio", y el detenido en Francia por pertenencia a banda armada Mourat Chabarou.