La exsecretaria de Estado de EE UU Hillary Clinton será candidata por el Partido Demócrata para competir en las elecciones de 2016 y convertirse, de conseguirlo, en la primera presidenta de EE UU. El primero en confirmarlo fue su jefe de campaña, John Podesta, a través de una carta dirigida a antiguos colaboradores de la anterior intentona presidencial de Clinton, en 2008. "Es oficial: Hillary se presenta a presidenta", afirmó Podesta en un correo electrónico.

Poco después, la web de Hillary Clinton hizo público el vídeo oficial de la campaña, en el que se aprecia un estilo familiar, haciendo referencia al colectivo de inmigrantes latinos (hablando en español), a los emprendedores, pensionistas y también al matrimonio homosexual.

La propia Hillary llevó el anuncio a Twitter: "Me presento para presidenta. Cada día, los americanos necesitan a un campeón, y yo quiero ser ese campeón", escribió.

Clinton hizo pública su tan esperada decisión para intentar de nuevo llegar a la Casa Blanca, después de ser derrotada en las primarias demócratas de 2008 por el actual mandatario, Barack Obama.

Se espera que la exjefa de la diplomacia estadounidense instale su cuartel general de operaciones en el barrio de Brooklyn, en Nueva York.

Si Clinton no parece tener rival en el seno de los demócratas, la cuestión está mucho más dividida en el partido republicano, donde dos senadores, Ted Cruz y Rand Paul ya han confirmado oficialmente sus aspiraciones, y en breve se espera que se añadan otros candidatos.