El Colegio de Odontólogos alerta de clínicas de bajo coste que usan materiales de baja calidad

  • Según el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región estas clínicas pueden suponer un riesgo para la salud de las personas.
  • El 81% de los españoles tiene una opinión crítica sobre estas cadenas dentales.
  • El 67% de los expedientes que ha recibido la Comisión de Ejercicio profesional del COEM en 2013 y 2014 está relacionada con la publicidad engañosa.
Un odontólogo revisa el estado de las encías y las piezas dentales.
Un odontólogo revisa el estado de las encías y las piezas dentales.
EFE/Carlos Hernández

¿Pueden las clínicas dentales de bajo coste dar precios más baratos sin que eso afecte a su calidad o a la de los materiales que utilizan? La polémica está viva en pleno momento de expansión de algunas cadenas dentales por toda la geografía española. El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) se muestra "preocupado".

Preocupado, dice su presidente Ramón Soto-Yarritu Quintana, por "la proliferación de clínicas low-cost que ofrecen tratamientos dentales a precios muy bajos u ofertas muy atractivas, que luego no son lo que parecen. Estas clínicas ofrecen tratamientos en los que se emplean materiales de muy baja calidad y que, por tanto, pueden suponer un riesgo para la salud de las personas".  A este respecto, el colegio ha publicado los resultados del estudio “Las clínicas dentales low-cost en boca de los españoles".

La encuesta elaborada por el COEM asegura que el 81% de los españoles tiene una opinión crítica sobre las cadenas dentales y sus servicios. A pesar de la aparición de estas clínicas, 2 de cada 3 españoles prefieren acudir a su dentista de siempre ya que les inspira mayor confianza que las cadenas dentales.

Para los encuestados, entre los principales problemas que les llevan a desconfiar de las cadenas dentales se encuentra el hecho de que en realidad sus precios no son más económicos porque los presupuestos iniciales excluyen servicios finalmente necesarios (15%); que la atención recibida por un comercial en vez de por un especialista médico (21%); y para un 11%, que directamente ofrecen peores niveles de calidad.

Según se desprende de este estudio, sólo el 12% de los españoles ha acudido en alguna ocasión a una cadena de bajo coste para recibir tratamiento. Entre éstos, un 22% no recomendaría los servicios de este tipo de clínicas a nadie de su entorno y un 40%, a pesar de haber acudido alguna vez, sigue prefiriendo ir a su dentista de confianza. Todo ello demuestra que entre los propios usuarios hay un colectivo muy descontento con los servicios recibidos.

"Desgraciadamente las malas prácticas son habituales hoy en día, de hecho, el 67% de los expedientes que ha recibido la Comisión de Ejercicio profesional del COEM en 2013 y 2014 está relacionada con la publicidad engañosa, y durante 2014 ha aumentado el número de expedientes por este motivo con respecto al año anterior", afirma el presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región.

Por otro lado, alrededor del 20% de los usuarios afirma que las cadenas dentales no tienen un precio más económico, ya que el presupuesto inicial excluye muchos servicios finalmente necesarios. Un 18% valora como negativa la relación calidad-precio de este tipo de clínicas. A la vista de estos resultados, el organismo colegial madrileño ha puesto en marcha la campaña de concienciación "No abras tu boca a cualquier precio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento