La denunciante es una norteamericana de California, Linda Carlson, que decidió denunciar a eHarmony, un portal de contactos por internet, al negarse la empresa a buscarle pareja tras conocer que Linda era lesbiana. La mujer decidió, según publica USAToday, imponer una querella contra la compañía por discriminación a los colectivos de gays, lesbianas y bisexuales.

Carlson encargó a eHarmony encontrar a una mujer para conocerla, a lo que la compañía se opuso, defendiéndose diciendo que sólo encontraba contactos para relaciones heterosexuales; y que así había hecho durante años.

Linda opinó que esta acción atentaba contra la base de la libertad de orientación sexual de todo individuo.