Juicio por la huelga de 2012
Un joven detenido durante la huelga general de 2012 (d) y el mosso d'Esquadra acusado de haberle fracturado una pierna, en el banco de los acusados. POL SOLÀ / ACN

Un agente de los Mossos d'Esquadra ha negado en su declaración como acusado en juicio haber dado una patada con la que presuntamente rompió el fémur a un joven durante la manifestación de la huelga general del 29 de marzo de 2012, en el cruce de Paseo de Gràcia con la calle Aragó de Barcelona.

El agente y varios compañeros aseguran que el joven cayó al suelo cuando huía"Cayó al suelo antes de que llegáramos", ha asegurado este martes en la Audiencia de Barcelona el agente Alberto C., para quien la Fiscalía pide un año de cárcel por un presunto delito de lesiones, al considerar que le dio una fuerte patada en la pierna derecha haciéndole caer al suelo, donde le redujo y golpeó en diferentes partes de la cara y el cuerpo.

El mosso, que vestía de paisano, ha relatado que con la llegada de las furgonetas de los antidisturbios los manifestantes se dispersaron y, entre ellos, se encontraba Manuel B. que "tropezó y cayó al suelo" mientras escapaba, con lo que aprovechó para inmovilizado sin que el joven opusiera resistencia.

Los dos policías que lo acompañaron durante la detención, también de paisano, han coincidido en sus declaraciones como testigos en que su compañero no le pegó ninguna patada al joven ni lo tiró al suelo sino que ya estaba en tierra cuando el agente acusado lo inmovilizó.

El juicio continuará el día 15 con la declaración de un médico forense sobre las lesiones y su causaEsta versión la contradice una testigo, que formaba parte de la manifestación, que ha dicho al tribunal que vio cómo el policía acusado le dio una patada y lo tiró al suelo, aunque luego no pudo ver nada más porque salió corriendo.

Uno de estos agentes que han declarado como testigo ha dicho que también vio un poco antes al joven, con un grupo de personas, poniendo vallas para obstaculizar el paso de las furgonetas de los Mossos: "Veo que está poniendo vayas; yo lo identifico", ha recalcado sobre la supuesta participación de Manuel B. en los disturbios, que se enfrenta a una multa por una supuesta falta de orden público.

El juicio no ha quedado visto para sentencia, a falta de que comparezca como perito de una médico forense que podría aportar luz sobre la tipología de las lesiones, con lo que está previsto que la vista se reanude y finalice el miércoles 15 de abril.

En declaraciones a los periodistas al acabar la sesión de este martes, la abogada del joven, Anaïs Franquesa, ha explicado que piden tres años de prisión para el agente en lugar de uno que solicita la Fiscalía porque considera que la supuesta agresión "no puede quedar impune".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.