Los Reyes, acompañados por el Príncipe de Asturias, presidieron este domingo en León el desfile militar del Día de las Fuerzas Armadas, en el que participaron unos 1.750 militares, 45 aeronaves y 60 vehículos. La novedad la protagonizaron la exhibición de aviones no tripulados SIVA.

Al acto asistieron el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y la cúpula militar al completo, encabezada por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Félix Sanz Roldán; así como las autoridades civiles y militares de la Comunidad de Castilla y León.

En el desfile de este año, que comenzó a las 12 horas con la llegada de los Reyes, se vio por primera vez los tres primeros helicópteros "Tigre" adquiridos por Defensa, cuatro vehículos aéreos no tripulados y los medios motorizados de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El Desfile incluyó una exhibición aérea de 45 aeronaves y carros de combate 'Leopardo'.

Homenaje aéreo y terrestre

Con un homenaje a los que dieron su vida por España, que incluyó un sobrevuelo de los C-101 de la Patrulla Águila, arrancó el desfile, iniciado con una exhibición aérea de 45 aeronaves.

Aviones de combate F-18, Eurofigther, F-1 y F-5 del Ejército del Aire, "Harrier" de la Armada y aviones de transporte sobrevolaron el espacio aéreo de León.

A continuación dio comienzo el desfile terrestre, que lo abrió el regimiento "Inmemorial del Rey", seguido del Regimiento de Infantería Ligera Aerotransportable "Príncipe", una sección en representación de cada uno de los tres Ejércitos y Guardia Civil, y una Batería de Salvas del Mando de Artillería de Campaña.

Después le siguieron carros de combate "Leopardo", vehículos de caballería "Centauro" y vehículos de combate "Pizarro", que atravesaron la avenida de los Peregrinos; para acabar cerrando el desfile un escuadrón de la Unidad de Caballería de la Guardia Civil.