Un buque de guerra de la Marina de los Estados Unidos ha realizado un ataque con misiles sobre un pueblo somalí situado al noreste del país, donde estaba establecida una base de militantes Islamistas.

Las autoridades somalís declararon que un pueblo remoto en la región de Puntland fue bombardeado, días después de que llegaran militantes extranjeros.

 Informes estadounidenses sugieren que el objetivo  de los bombardeos fue desarticular un comando de Al-Qaeda sospechoso de la participación en los bombardeos 1998 de las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania.

Se desconocen las consecuencias que ha tenido el lanzamiento de misiles.

Ataques en enero

A principios de enero, fuerzas estadounidenses persiguieron a tres miembros sospechados de Al-Qaeda mediante lanzamiento de bombas, pero omitieron sus objetivos.

Hasta ahora la lucha entre las milicias de clanes rivales y militantes islamistas, que consiguieron el control de las grandes partes de Somalia durante seis meses de 2006, se ha concentrado en el sur del país.

Esta es la primera vez que los EE. UU han lanzado un ataque en la región de Puntland un estado independiente autoproclamado. Ocupa el extremo del llamado Cuerno de África, al noreste de Somalia, y al este de la también autoproclamada República de Somalilandia.