Margallo admite que hubo "disfunciones" en el rescate de los espeleólogos españoles

  • El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha asegurado que su departamento "ha hecho todo lo humanamente posible". 
  • Sin embargo reconoció que "como se producen en todas las desgracias", hubo "disfunciones en la gestión", aunque Marruecos se "volcó".
  • El padre del único superviviente, que ha sido dado de alta ya, cree que es "más culpable el Gobierno español que el marroquí".
  • Un rescate con demoras: ¿se podrían haber salvado los espeleólogos?
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante una rueda de prensa.
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante una rueda de prensa.
EFE

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha reconocido este martes "disfunciones en la gestión" del rescate de los espeleólogos en Marruecos, pero ha asegurado que su departamento "ha hecho todo lo humanamente posible para que este desenlace" no se produjera.

García-Margallo ha hecho estas declaraciones a los periodistas antes de participar en un acto celebrado en la Fundación Telefónica sobre el Consejo de Seguridad de la ONU.

El jefe de la diplomacia española ha explicado que el avión que trasladó a policías y guardias civiles a Marruecos para ayudar en las labores de rescate "no estuvo allí en el momento que nos hubiese gustado". "Ha habido, como se producen en todas las desgracias, disfunciones en la gestión", ha dicho, antes de asegurar que Marruecos "se ha volcado" en este asunto.

"La segunda jefatura, el cónsul y el agregado de interior han estado en todo momento disponibles y actuando. Yo he estado en el teléfono y la unidad de emergencias consulares trabajando", ha dicho.

El jefe de la diplomacia española ha dicho, antes las críticas del Sindicato de Policía Unificado (SUP) sobre la gestión del Gobierno en las labores de rescate, que el Ministerio pidió autorización para el vuelo que iba a trasladar a policías y guardias civiles en cuanto el avión estuvo preparado. Según ha señalado, en un primer momento hubo "una primera noticia de las más altas instancias marroquíes" de que esa autorización se iba a producir inmediatamente.

El ministro ha señalado que al día siguiente le comunicaron desde la Embajada que el Ministerio del Interior del país alauí había trasladado al español -que dirige Jorge Fernández Díaz- que no necesitaban asistencia de ningún tipo, que los espeleólogos estaban localizados y que tenían medios. "Se volvió a insistir y el domingo se recibió la autorización para hacerlo. En ese momento el avión salió para Marruecos", ha destacado García-Margallo.

"Las autoridades marroquíes no tenían el menor interés en que el desenlace fuera este, sino lo contrario", ha apuntado. No obstante, ha señalado que "habrá qué ver qué es exactamente lo qué ha pasado". "Ellos se han volcado, si tenían o no medios yo no lo sé, lo ha llevado Interior directamente, han considerado que podían hacerlo, por desgracia no ha sido así", ha precisado.

Regreso de los cuerpos

"Ahora lo importante es repatriarlos cuanto antes y aliviar el dolor de las familias", ha manifestado el jefe de la diplomacia española. Ha señalado que en tragedias como el atentado en Túnez, el avión siniestrado en los Alpes franceses o lo ocurrido en Marruecos "todo el mundo intenta hacer lo humanamente posible para que no se produzca un desenlace fatal".

Los cadáveres de Gustavo Virués y José Antonio Martínez llegaron a bordo de sendas ambulancias, escoltadas por varios vehículos de la Gendarmería Real marroquí (policía rural), que es la que ha llevado el peso del rescate en esta zona del Atlas marroquí. Los cadáveres debían haber sido llevados este domingo desde el barranco hasta Uarzazate, pero el mal tiempo en la zona, azotada por una tormenta de lluvia y viento, impidió hacerlo. Un avión de la Policía Nacional se encuentra desde el domingo en el Aeropuerto de Uarzazate listo para trasladar los cadáveres.

Alta médica del superviviente

El alpinista Juan Bolívar, único superviviente del accidente, abandonó este lunes la clínica Chifa de Uarzazate donde se encontraba ingresado tras su llegada el domingo y donde se recuperaba de los síntomas de hipotermia, acompañado de su padre y su hermano.

"En la familia estamos más aliviados porque físicamente no tiene nada y se recupera de todo con el respaldo de los suyos", ha detallado su tía, que ha explicado que la madre del superviviente ya ha hablado con él en varias ocasiones. Han apuntado además que la tranquilidad total no llegará hasta que lo tengan "de vuelta a casa", unas tareas de repatriación que esperan sean rápidas.

El agente de la escala básica de la Policía Nacional Juan Bolívar Bueno, de 27 años, es de origen granadino pero estaba destinado en Madrid desde hacía unos tres años y se ha convertido en el único superviviente del siniestro del sur de Marruecos.

El padre de Juan Bolívar, cree que es "más culpable el Gobierno español que el marroquí, porque el marroquí tiene los medios que tiene". "No hubo medios, ni nos dieron los medios, nada de nada", ha asegurado, remarcando que su hijo pasó siete días, sin cobertura, "en una piedra con el cadáver de un amigo" y cuidando de su compañero herido "para que luego se produjese ese desenlace".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento