Blog capeando la crisis
Supermercado. FACUA

Los alimentos insalubres, son aquellos que tienen una carga microbiana no apta para su consumo y están relacionados con la muerte de unos dos millones de personas al año, en su mayoría niños, según datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud.

Es de vital importancia conocer técnicas que inhiban su proliferación

Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, según indica la OMS, que van desde la diarrea hasta el cáncer, por eso es de vital importancia conocer técnicas que inhiban su proliferación o erradicarlos, según ha informado el Grupo Hospitalario Quirón en una nota.

Según indica Felipe Del Valle, Nutricionista de Quirón Sagrado Corazón-Obemets, es importante saber, que "para que los microorganismos proliferen sólo necesitan: Alimento, tiempo, agua y calor, por lo tanto las técnicas de prevención deben ir encaminadas a controlar esto".

El especialista en nutrición nos aporta consejos prácticos y sencillos para cumplir las cinco claves que propone la OMS con el fin de evitar enfermedades causadas por los alimentos. Así llama a mantener la limpieza, lavándose las manos antes de preparar alimentos y con frecuencia durante su preparación, así como después de ir al baño. Igualmente, insta a lavar y desinfectar todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos y a proteger los alimentos y las áreas de cocina de insectos, plagas y otros animales.

Utensilios diferentes para carnes y pescados

De otro lado, indica que se separe las carnes rojas, la carne de ave y el pescado crudos de los demás alimentos; se use equipos y utensilios diferentes, como cuchillos y tablas de cortar, para manipular alimentos crudos; y se conserve los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre los crudos y los cocinados.

La tercera clave es cocinar completamente los alimentos, especialmente las carnes rojas, la carne de ave, los huevos y el pescado, así como hervir los alimentos como sopas y guisos para asegurarse de que han alcanzado los 70°C. En el caso de las carnes rojas y de ave, señala como importante asegurarse de que los jugos sean claros y no rosados. Recomienda el uso de un termómetro y recalentar completamente los alimentos cocinados.

Del Valle aconseja no dejar alimentos cocinados a temperatura ambiente durante más de dos horas; refrigerar lo antes posible los alimentos cocinados y los perecederos --preferiblemente por debajo de los 5°C--; mantener la comida muy caliente (a más de 60°C) antes de servir; no guardar alimentos durante mucho tiempo, aunque sea en el refrigerador y no descongelar los alimentos a temperatura ambiente.

Por último, recomienda usar agua segura o tratarla para que lo sea; seleccionar alimentos sanos y frescos; elegir alimentos procesados para su inocuidad, como la leche pasteurizada; lavar la fruta, la verdura y las hortalizas, especialmente si se van a comer crudas y no utilizar alimentos caducados.