Santander repartirá más de 300 'kimos' o gorros de algodón entre los niños del municipio y otras provincias que, a causa del cáncer, han perdido su cabello.

Se trata de gorros hechos todos ellos en la ciudad por los participantes en el proyecto nacional 'Kimo-Kap', que los realizan en algodón 100 por ciento, para los menores que se encuentran ingresados en las plantas de oncología de los distintos hospitales españoles y también a aquellos que se están realizando tratamiento médico.

El alcalde, Iñigo de la Serna, se ha reunido con todos los que hacen posible, desde el pasado mes de febrero, esta iniciativa en Santander, tanto las entidades que colaboran en su difusión, como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Escuela Cántabra de Salud y la Asociación Regala Porvenir; los vecinos que los tejen, las integrantes del grupo 'Simplemente creamos' y ciudadanos a título individual, así como las empresas que han cedido las telas, como El Corte Inglés, Textil Santanderina y el diseñador santanderino Ángel Schlesser, a las que se ha sumado recientemente las peluquerías Figuero.

De la Serna también agradeció su colaboración a la Fundación Theodora, AMUCCAN, la Asociación en Marcha, la Asociación de Vecinos Pintores Montañeses, además de los colegios Ángeles Custodios, Haypo, Escolapios, Mª Reina Inmaculada, La Anunciación, Jesús Cancio y Purísima.

En la misma línea anunció la próxima incorporación de las internas del Dueso al proyecto que coordina en Cantabria Isabel Prieto Fernández y animó a entidades y vecinos a que participen en la difusión y desarrollo del proyecto en la ciudad, informa el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.