Varios centenares de personas de todas las edades se han acercado esta tarde a la plaza de Cardenal Belluga de la capital de la Región para dejar su ofrenda floral a la patrona de Murcia, la Virgen de la Fuensanta.

La plaza está abarrotada de devotos, niños vestidos de huertano y turistas que han querido ver a la Virgen, que luce un traje brocado en blanco regalo de la camarera de la virgen el año pasado con motivo de las Fiestas de Primavera, por lo que es apropiado para este lunes y martes, día del Bando de la Huerta.

Además, la Virgen luce un adorno floral efectuado por su florista, y todas las flores se van a regalar este martes a los asistentes a la misa que tendrá lugar en la Catedral, según ha explicado a Europa Press la nuera de la camarera, María Teresa Gómez.

Consulta aquí más noticias de Murcia.