El PSOE ha asegurado que en los dos primeros meses de 2015, el número de pacientes que esperan para operarse ha aumentado en más de 856 —un 34,5 por ciento— en Guadalajara. "Si el pasado mes de diciembre había menos de 2.500, a finales de febrero la cifra ya superaba los 3.300, según los datos facilitados por el propio Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) a través de su página web", Añade.

Así, en nota de prensa indica que en Traumatología, que es la especialidad con mayor demanda, el incremento ha sido "extraordinariamente elevado". "De los 284 pacientes en espera que contabilizaba el hospital a finales de 2014, ha pasado a 732 en solo dos meses (más del 150 por cienti). Otro tanto ha ocurrido en Dermatología, que ha pasado de 265 a 432 pacientes en espera en ese mismo periodo", ha manifestado.

"Peor aún ha sido la evolución de las pruebas diagnósticas. En este caso, el número de pacientes en espera prácticamente se ha duplicado desde los 809 registrados en diciembre a más de 1.500 tan solo dos meses después. Además, los mayores incrementos se han registrado precisamente en las pruebas más habituales, como radiografías y ecografías, con cifras que se han duplicado y casi triplicado, respectivamente", argumenta.

También señala que han aumentado los pacientes en espera para consulta: de 4.100 a finales de diciembre a más de 4.200 en febrero, el último mes del que hay datos.

Para la secretaria de la Comisión de Sanidad del PSOE de Guadalajara, María Antonia Pérez León, "estas variaciones solo se explican por el maquillaje de los datos de diciembre para que el Gobierno regional pudiera anunciar que había rebajado las listas de espera al cierre del año. Sin embargo, ahora está aflorando toda la bolsa de pacientes que estaba oculta y las cifras se desbordan", añade.

"No sería la primera vez que el Gobierno regional manipula los datos de las listas de espera. Este mismo año, facilitó una información sobre la disminución de la lista de espera quirúrgica en el hospital de Guadalajara que se demostró falsa", ha apuntado.

Así, añade que según indicaba en nota de prensa, el año pasado se habría reducido en un 80 por ciento el número de pacientes en espera para operarse, de manera que apenas quedarían 200. "Por el contrario, la realidad es que solo en la especialidad de Cirugía General había más de 700 al cierre de 2014, y suma total de todas las especialidades con actividad quirúrgica rondaba los 2.500", concluye.