Hutíes en Yemen.
Un grupo de hutíes armados durante el conflicto de Yemen. EFE/EPA/YAHYA ARHAB

La milicia chií de los hutíes tomó el control del puerto de la ciudad meridional de Adén, el principal del Yemen, pese a la resistencia de los comités populares y los bombardeos aéreos y desde buques de guerra efectuados por la coalición árabe.

Varios testigos informaron de que los hutíes contaron en la operación con el respaldo de tanques del Ejército leal al expresidente yemení Ali Abdalá Saleh.

El dominio del puerto se dio tras duros combates con los comités populares -las fuerzas partidarias del presidente del Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi,- y después de los avances logrados en los últimos dos días por los milicianos chiíes en Adén.

Los buques de guerra, según los testigos, bombardearon posiciones de los hutíes en la costa sureña de Adén y en algunos barrios de la ciudad, como el de Jur Maksar.

Escalada de violencia

La escalada de la violencia en Adén ha deteriorado la situación humanitaria, ya que la mayoría de los barrios tienen el agua y la luz cortadas por los bombardeos de ambos bandos que han afectado las infraestructuras.

En esta jornada se formaron largas colas de civiles con bidones de plástico frente a un centro provisional de suministro de agua en el barrio de Kariter, en el centro de la ciudad.

La coalición árabe, liderada por Arabia Saudí, es incapaz de frenar a los hutíesEl avance de los hutíes en Adén se produce pese a que frenar al grupo chií en esa ciudad era una de las prioridades de la ofensiva lanzada hace doce días por la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí.

Los milicianos hutíes, también conocidos como Ansar Alá, lograron entrar en el barrio de Al Qalua, vecino a la zona de Al Muala, donde se encuentra el puerto, y ocuparon el Ayuntamiento.

En Adén había establecido Hadi su sede y la de su Gobierno tras huir de Saná en febrero pasado, aunque actualmente el mandatario se encuentra refugiado en Riad.

Mueren 9 miembros de una familia en un bombardeo

Al menos nueve personas, miembros de la misma familia, murieron en un bombardeo de la aviación saudí en la provincia de Saada, en el noroeste del Yemen, controlada por la milicia chií de los hutíes.
 
Una fuente militar, citada por Saba, explicó que entre las víctimas mortales hay mujeres y menores, y denunció "la agresión brutal de la aviación del enemigo saudí".

Hace una semana fallecieron 40 civiles en un campo de desplazadosLa provincia de Saada, fronteriza con Arabia Saudí, es el principal bastión de los hutíes, que controlan la zona desde 2010.

Hace dos días, otras nueve personas, también miembros de una misma familia, murieron en un ataque aéreo similar en un pueblo al oeste de la capital yemení, Saná.

Además, el pasado 30 de marzo fallecieron unos 40 civiles en un campo de desplazados en el norte del país, una acción de la que los hutíes y Arabia Saudí se acusaron mutuamente.

El pasado 25 de marzo la coalición árabe, liderada por Riad, comenzó sus operaciones contra los milicianos chiíes, pero no ha logrado frenar su avance.