Las azafatas de la India están en pie de guerra por la decisión del Tribunal Supremo de Delhi de respaldar a Indian, la principal aerolínea del país, en su decisión de dejar en tierra a las trabajadoras que no cuiden su línea.

"Teniendo en cuenta la labor que desempeñan, las azafatas deben combatir sus protuberancias, controlar su cintura y mantener su peso en el nivel deseado de 'opulencia', según las normas" de la compañía, que dictaminó el tribunal.

Las azafatas s eencuentran enfadadas y preocupadas por la diferencia de salario que supone quedarse en tierra
La norma, a la que el Supremo de Delhi dio el pasado viernes su visto bueno, se difundió a través de una circular interna hace poco más de un año en medio de la indignación de muchas de las azafatas, que vieron impotentes cómo eran destinadas a tareas terrestres
si no se ajustaban a su peso ideal.

Enfadadas y preocupadas por la diferencia de salario que supone quedarse en tierra, varias de las afectadas denunciaron a Indian ante la justicia de Delhi, que dio la razón a la aerolínea al dictaminar que "el buen estado físico" debe ser parte integral de las condiciones de la tripulación.

"En esta era de competición despiadada, ninguna aerolínea puede permitirse relajar ningún aspecto en absoluto, ya sea la personalidad de su tripulación o su estado físico en todos los sentidos", señala el tribunal en su sentencia, recogida por la agencia PTI.

"Las azafatas están muy agitadas y no aceptan esa decisión", declaró el secretario del sindicato de trabajadores de Indian, J. Jabkadian, que mantuvo que "otras aerolíneas indias no tienen este tipo de restricciones".

Recordó, en este sentido, que la segunda compañía estatal, Air India, no es tan estricta cuando se trata del peso de su tripulación, y se cuestionó qué sucederá cuando ambas aerolíneas completen su fusión, algo que sucederá en unos dos años.

El físico y la edad importantes para volar
Hasta mayo del año pasado, a las azafatas de Indian se les permitía volar con hasta tres kilos de sobrepeso corporal (frente a los siete kilos de más permitidos en 1998 y los diez kilos de 1996), pero en una campaña de renovación de su imagen la compañía decidió que no iba a permitir ni un solo kilo de más.

Las arrugas también son un tema de preocupación
Air India, supuestamente más flexible cuando se trata de kilos, también tiene sus propias normas sobre el físico y edad de su tripulación: en el caso del peso, lo fija "en proporción a la estatura, según los estándares de la compañía".

Una batalla por las tallas
Hace cuatro años, Air India mantuvo una batalla legal con las azafatas mayores de 50 años, que vieron cómo la compañía las obligaba a "aterrizar". En aquel caso, el Tribunal Supremo dio la razón a las trabajadoras y obligó a la compañía a mantener la edad en 58 años.

También a Indian le preocupan las arrugas: a principios del pasado mayo la dirección aprobó un nuevo "esquema de rejuvenecimiento" de la aerolínea para "permitir a la tripulación ya no tan joven jubilarse voluntariamente o dedicarse a tareas de tierra", según un comunicado emitido entonces.

Por "ya no tan joven", la compañía se refería a aquellos de más de 41 años, a los que se dio la opción de dejar la empresa a cambio de una compensación, o quedarse trabajando en tierra hasta los 50 años, edad marcada para la jubilación.

"El rejuvenecimiento de Indian continúa", señalaba el comunicado, que prometía "una cara más nueva de su tripulación".

Muchos requisitos para ser azafata
Lo cierto es que todas las aerolíneas establecen requisitos físicos a sus azafatas, aunque el más estricto es el de la estatura, pues el trabajador debe tener una altura mínima que le permita alcanzar los compartimentos para equipajes de mano, o una máxima que no le haga topar con el techo del avión, explicó un miembro de la tripulación de una compañía europea.

Agregó que, hace un tiempo, las compañías eran más rigurosas con la cuestión del peso, pero que ahora los baremos se han relajado pues podrían ser acusadas de discriminación.