El alcalde de Caldas (Pontevedra), Juan Manuel Rey, ha anunciado este lunes que su abogado presentará un recurso para pedir la nulidad de las actuaciones por las que se le han abierto juicio oral y se ha mostrado confiado en que este proceder sirva para paralizar la vista y, de este modo, puede presentarse en las elecciones de mayo bajo las siglas del PSdeG. Está previsto que este mismo viernes se haga efectivo este recurso.

La aplicación del código ético de la formación que lidera en Galicia José Ramón Gómez Besteiro implica la salida del partido una vez que a un cargo político se le abre juicio oral. Sin embargo, como ha trasladado en rueda de prensa el regidor de Caldas, una de las cuestiones que "más" le han molestado es que, el suyo, se haya abordado como un caso de "corrupción".

En concreto, se le acusa de haber abonado con fondos públicos dos multas coercitivas por negarse a acatar una orden de derribo en relación a una casa construida en 2000 y cuya licencia fue otorgada por su antecesor en el cargo con todos los informes técnicos favorables.

Así las cosas, el regidor caldense, que ha manifestado que siempre ha creído en la justicia y quiere seguir haciéndolo, ha explicado que puede presentar un recurso para pedir la anulación del proceso y, subsidiariamente elevarlo a la Audiencia Provincial, donde espera que se resuelva a su favor. En todo caso, tampoco descarta recurrir al Constitucional porque considera que hay una "vulneración" de la tutela judicial efectiva de "forma clara".

Tras ratificarse en que no va a "dimitir", ha explicado que, en la asamblea local de este lunes, se tomará una decisión "colegiada" sobre el futuro. "Vamos a escuchar a todo el mundo", ha dicho, antes de afirmar que "lista encabezada por Juan Manuel va a haber".

A esta reunión acudirá la secretaria de Organización del PSdeG, Pilar Cancela, la única miembro de la dirección que se ha puesto en contacto con él.

Con o sin el psoe

A preguntas de los periodistas en rueda de prensa, Juan Manuel Rey ha confirmado que él encabezará una lista en las elecciones del próximo 24 de mayo, sea dentro de las filas socialistas o de forma independiente.

En este sentido, y acompañado de todo su grupo de gobierno, Rey ha advertido de que "con militantes" el partido al que pertenece, y en el que quiere "morir" militando, "no va a ser capaz de completar" una candidatura al margen de él.

Así, ha señalado que no le "consta" que el PSOE haya articulado una lista alternativa en Caldas, cuestión de la que, precisamente este lunes, el secretario xeral del PSdeG ha rehusado hablar. Al respecto, Juan Manuel Rey ha asegurado que los militantes de esta agrupación "son gente de diálogo" y ha manifestado su convencimiento de que se "tomará la mejor decisión para todos".

Algo emocionado, ha dicho que su padre fue el primer teniente de alcalde socialista de Caldas y que se murió siendo del PSOE. "Me gustaría que fuese lo mismo (conmigo); me sabría fatal que mi partido me pusiera en una tesitura difícil. Mi partido no tiene nada de qué avergonzarse con respecto a mi actuación", ha abundado.

De esta manera, y tras remarcar que él asumió el "riesgo" de recurrir el derribo de la vivienda motivo por el que derivaron las multas, Rey ha subrayado la vía legal que se utilizará y la cual espera que les dé "un respiro a todos".

Código ético

De todas maneras, ha asegurado que él no va a "abandonar" el partido. De esta forma, si el PSOE quiere aplicar el código ético, tendría que abrirle expediente para que deje la militancia.

Juan Manuel Rey, a quien le "repatea" que se haya tratado su caso como "corrupción", ha recordado que las multas hasta su llegada a la Alcaldía eran al "cargo" y, posteriormente el juzgado pasó a ponerlas a la persona. En todo caso, ha recordado que él abonó de su "bolsillo" las multas que le llegaron, por valor de 3.050 euros, y ha incidido en que no ordenó el pago de los 600 euros de otra, por la que está imputado.

"Me parece que no somos todos iguales", ha expresado al ser preguntado por la aplicación del código ético en su caso. Así, Juan Manuel Rey ha considerado que "habría que analizar las cosas en detalle" (antes de la aplicación de esta norma).

"Si hay que poner en la balanza el código ético y la verdad, me voy a poner del lado de la verdad. Soy inocente, y a mí de nada me va a valer, que dentro de dos o tres, me den abrazos y besos y me digan que vuelva al partido. Tengo 61 años, uno tiene principios", ha advertido.

Trabajos para el ayuntamiento

Por otro lado, ha anunciado que "mientras dure la ignominia" de su caso, realizará todos los viernes trabajos para el ayuntamiento, como puede ser "barrer" las calles. De todas formas, ha indicado que empezará este mismo martes con la plantación de 15 robles.

Además, entregará personalmente una carta a los vecinos explicando la situación y colgará toda la documentación en la página web del Ayuntamiento, entre la que se encuentran "todas las pruebas" de las que dispone y los testimonios, los cuales, ha dicho, "ninguno" le ha incriminado en la autorización de la multa por la que se le juzga.

"Mientras dure esta ignominia, haré trabajos para el municipio. Quiero que se revise esto, porque soy inocente", ha sentenciado el regidor, quien ha puesto como ejemplo de la falta de "respeto" de su caso que el auto llegase con errores en los nombres, debido a que se "hizo —dijo— corta/pega" de otro asunto distinto al suyo.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.