Tráfico
Retenciones en algunas carreteras. EFE

No podían faltar las retenciones en la operación retorno de Semana Santa y en la tarde de este lunes eran varias las carreteras españolas que presentaban importantes atascos.

Así, las retenciones superaban a primera hora de la tarde los 30 kilómetros en el caso de la A31, a la altura de la localidad alicantina de Villena. Además de este atasco en sentido Alicante, también en la A31 había 15 kilómetros de retenciones en Albacete hacia Madrid, mientras que en Murcia los problemas se concentraban en la A7, con 15 kilómetros de atascos entre Puerto Lumbrera y Lorca, y otros 5 kilómetros de congestiones en la A30 a la altura de Murcia capital.

La DGT pedía también mucha precaución a los conductores que transitaran por la A5 a su paso por Talavera de la Reina (Toledo) y se dirijían a Madrid, ya que había hasta 15 kilómetros de atascos en ese punto a consecuencia de un accidente.

En Andalucía había problemas en Sevilla, donde un siniestro en la A6 en El Ronquillo provocaba 8 kilómetros de atascos en dirección a Mérida; en la A4 de Jaén, con 7 y 2 kilómetros de atascos respectivamente a la altura de Guarromán y La Carolina en dirección a Madrid, y en esa misma vía, la A4, a su paso por Córdoba capital hacia Madrid, con otros 4 kilómetros de retenciones. Mientras tanto, en la A2 había 9 kilómetros de congestiones a la altura de Zaragoza, en sentido Barcelona.

Durante estos diez días, la DGT había previsto 13,5 millones de desplazamientos Problemas también en la Comunidad Valenciana, donde había 7 kilómetros de retenciones en la A3 en El Rebollar sentido Valencia, y también en Cantabria, con 4 kilómetros de atascos en Torrelavega.

Finalmente, los accesos a Madrid presentaban igualmente problemas de circulación: había 7 kilómetros de atascos en la A4 a la altura de Ciempozuelos, donde ocurrió un accidente; 8 kilómetros a la altura del kilómetro 24 de la A3, entre Arganda del Rey y Rivas Vaciamadrid, y 3 kilómetros en la A6 hacia la capital, a la altura de Pozuelo de Alarcón.

A medida que avanzaba la tarde, la situación en las carreteras no mejoraba del todo. Así, sobre las 18.00 h, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), la A-4 soportaba circulación lenta con paradas intermitentes en La Carolina (Jaén) y ya en la provincia de Ciudad Real en Santa Cruz de Mudela y Valdepeñas. Por su parte, en la Comunidad de Madrid las retenciones en esa vía se encontraban en Aranjuez y entre Valdemoro y Pinto.

Otras entradas a Madrid también tenían complicaciones, como la A-5 en Móstoles, la A-3 en Arganda y la A-1 en La Moraleja.

En Albacete, la A-31 era la más conflictiva en las proximidades de la capital hacia La Gineta, mientras que en Murcia la A-30 tenía retenciones cerca de la ciudad en dirección a Albacete. Dos tramos de la A-3 en la provincia de Valencia -los de Riba-Roja del Turia y El Rebollar- contaban con una importante afluencia de coches.

Mientras, en Zaragoza la A-2 tenía algún atasco en la capital aragonesa hacia Lleida, la AP-1 contaba con 14 kilómetros de atascos en Briviesca hasta Monasterio de Rodilla y la AP-7 en Barcelona en Castellbisbal y Villafranca del Penedés.

Este lunes es festivo en Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valencia, Navarra, País Vasco y La Rioja La operación especial de Semana Santa comenzó el pasado 27 de marzo y concluirá a las doce de la noche de este lunes, jornada aún festiva en Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valencia, Navarra, País Vasco y La Rioja.

Durante estos diez días, la DGT había previsto 13,5 millones de desplazamientos, medio millón más que el año pasado gracias a factores como el buen tiempo y la bajada de los carburantes.

Desde las 15.00 horas del día 27 de marzo hasta la medianoche de este domingo se han producido 25 accidentes mortales con un balance de 25 fallecidos -al menos once de ellos motoristas- y 14 heridos que han requerido hospitalización, mientras que el año pasado perdieron la vida 37 personas a lo largo de toda la operación de Semana Santa.