Izquierda Unida de Castilla y León considera que los datos del paro del mes de marzo, aunque son positivos, se producen "en un contexto de contratación precaria, con muy bajas retribuciones y expulsión de población".

"El supuesto descenso de personas desempleadas en la Comunidad advierte una expulsión de 3.000 castellanoleoneses en el último año, que han decidido ir a probar suerte fuera", apunta el coordinador general de IUCyL, José María González.

A juicio de la formación, la creación de empleo se hace en un contexto nuevo, "donde la desigualdad creciente es la regla", al tiempo que considera que la precariedad "es evidente" ya que un 90 por ciento de los contratos son temporales y el 10 por ciento restante son a tiempo completo.

"Estamos asistiendo a la comedia de sacar de las listas del paro a personas que han firmado contrato por menos de 10 horas semanales", ha señalado González, quien ha incidido en que esta desigualdad una fuerte connotación de sexo, dado que el número de mujeres que cobra los salarios más bajo es el triple que el de hombres. "Los contratos a tiempo parcial son los que producen los perores salarios y cuanto más pequeña es la empresa los salarios son más bajos", ha agregado.

Además, IU ha incidido en que los datos mensuales reflejan la influencia del periodo vacacional del Semana Santa, dado que de las 3.376 que han salido de las listas del paro, 1.722 corresponden al sector servicios. "Lo que supone, una vez más, el empleo estacional, precario y parche que defiende con unas y dientes el PP", ha asegurado.

González considera que "Castilla y León necesita dejar de poner parches y generar empleo indefinido y de calidad, dejando de lado los sectores servicios y contratación".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.