El presidente del PP de Tenerife, Manuel Domínguez, ha respondido a la críticas de su compañero de partido, Miguel Cabrera Pérez Camacho, y le ha lanzado el siguiente mensaje: "Si nos hemos equivocado, nos hemos equivocado todos. Si lo hemos hecho bien, lo hemos hecho bien todos".

Así lo ha manifestado después de que el diputado popular —que no estará en las listas a los próximos comicios— haya reconocido en la 'Ser' de Canarias que el auge experimentado por Ciudadanos en las encuestas ha sido "consecuencia directa" de los errores del PP y de no haber cumplido con el programa electoral.

En la presentación de Guillermo Díaz Guerra como número uno por Tenerife al Parlamento de Canarias, Manuel Domínguez ha incidido en que el Partido Popular "no es un ente abstracto", sino una formación política conformada por mujeres y hombres, entre ellos Miguel Cabrera Pérez Camacho, recordó.

El dirigente popular quiso dejar claro que el PP ha pedido disculpas a los ciudadanos ante aquellas medidas que "no han sido las correctas", y aseguró que el presidente Mariano Rajoy "no está analizando la rentabilidad electoral, sino el beneficio, el bienestar y el desarrollo del país".

A su vez, opinó que la aparición de nuevas formaciones políticas, como Ciudadanos o Podemos, es fruto de "un descontento generalizado que no viene marcado por el presente, sino por el pasado, donde muchos hemos formado parte del PP o de cualquier otro partido", apostilló.

Presentación de díaz guerra

De Guillermo Díaz Guerra, el presidente insular del PP resaltó "su buen hacer, su valía y su proyección" durante su trayectoria política, donde ha demostrado que "sabe hacer las cosas, que está a pie de calle y que conoce la problemática de los tinerfeños", condiciones que, dijo, "he buscado para los distintos candidatos".

Por su parte, Díaz Guerra agradeció su elección por el partido y especificó que el compromiso del PP si gobierna tras las elecciones del 24 de mayo es rebajar el tipo general del IGIC del 7% actual al 5% y el tipo reducido del 3% actual al 2%, de manera que, a 1 de enero de 2016, se recupere la situación del año 2012.

Según indicó, el PP se propone además bonificar al 99,9% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, un impuesto que, recordó, ya fue prácticamente suprimido en 2008 siendo José Manuel Soria vicepresidente del Gobierno de Canarias y restaurado de nuevo en 2012 por el Gobierno de CC y PSOE.

El candidato popular añadió, por último, que a estas medidas se suma la reducción del tramo autonómico del IRPF, en especial para las rentas más bajas, anunciada también por candidata del PP a la Presidencia del Gobierno, Australia Navarro.