Medio centenar de productores lácteos se han concentrado este lunes ante la Consellería de Medio Rural e do Mar, situada en el edificio administrativo de la Xunta en Santiago de Compostela, para denunciar los precios "ridículos" que cobran por la leche por debajo de los costes de producción, lo que hace "inviable" el mantenimiento de las explotaciones.

Esta protesta ha sido convocada por la asociación radicada en Santa Comba (A Coruña) Organización de Productores Lácteos-OPL y no ha sido apoyada por los sindicatos lácteos mayoritarios en Galicia —Unións Agrarias, Sindicato Labreo y Xóvenes Agricultores—.

En esta concentración, los ganaderos, que no han gritado proclamas, han desplegado una pancarta en la que se podía leer: 'Polo futuro do sector lácteo'. Entre los presentes se encontraba el candidato de Compromiso por Galicia a la Alcaldía de Lalín, Rafael Cuíña.

En declaraciones a los medios, el coordinador de la Organización de Productores Lácteos, Marcos Ramallal, ha remarcado que esta concentración se ha convocado porque las granjas "no aguantan más la presión que hay por parte de las industrias" ante "la imposición de precios", que "son ridículos comparados con los del año pasado y hacen que muchas explotaciones estén cerrando o se estén planteando comenzar a cerrar".

Al respecto, señala que los precios "están por debajo de los costes de producción", con ofertas de "28 céntimos" por litro, lo que hace que los ganaderos pierdan "entorno a 6 o 7 céntimos por litro producido".

Caída de precios

El precio de la leche que se paga a ganaderos en Galicia ha caído más de 8 céntimos en el último año y, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura del mes de febrero, el precio que se paga en la Comunidad gallega a ganaderos por litro es de 30,6 céntimos, la cantidad más baja de todo el Estado, en donde la media se sitúa en 32,7 céntimos.

Así, José Luis Ríos, un socio de Trazo de la organización, se queja de que los ganaderos gallegos llevan "cuatro o cinco años" cobrando menos que el resto de España y de otros países europeos, mientras no tienen forma de "enfrentarse" a la industria. De hecho, censura que "no hay ningún tipo de motivo" para que Galicia cobre precios más bajos que otras autonomías.

Exigen a la xunta "control" a abusos de la industria

Por este motivo, Marcos Ramallal reclama a la Administración que "tome medidas" para "poner coto" a las imposiciones de la industria y, en concreto, los ganaderos exigen a la Xunta "control" sobre los abusos por parte de industrias y contra las ofertas reclamo de la distribución. A este respecto, critica que el Gobierno gallego "no está contestando nada" de lo que piden.

En esta línea, también demandan un índice efectivo de precios referenciados, así como identificación de la leche en origen para que "el consumidor sepa lo que esta consumiendo".

Por su parte, Manuel Antelo, un ganadero de Santa Comba de esta asociación, ha censurado que la reforma del actual paquete lácteo "no resuelve el problema", ya que el ganadero "está indefenso" y la Administración "no pone nada de su parte" para cambiarlo.

A modo de ejemplo sobre los precios en la distribución, Antelo ha apuntado que mientras los precios por litro en 'brick' están a 60 céntimos en Portugal, no ve sentido a que solo a "10 kilómetros" de distancia se vendan cartones en tiendas a "40 céntimos" en Galicia, en lo que identifica una práctica de "dumping".

Asimismo, José Luis Ríos considera que la caída del precio de la leche en Galicia "es un problema político", por lo cual demanda a la Xunta que actúe.

"cambio a peor" con el fin de cuotas

Sobre el nuevo periodo sin cuotas lácteas desde el 1 de abril, el coordinador de esta organización, Marcos Ramallal, lamenta que es un cambio "a peor".

"Las cuotas lo que han hecho han sido cambiar de mano, hasta ahora el titular de la cuota láctea era el ganadero y, ahora mismo, parece que el que nos controla lo que vamos a poder producir es la industria", censura.

Además, José Luis Ríos ha hablado de su caso, en el que se gastó más de 30 millones de pesetas para comprar cuota y "ahora sacan ese derecho, sin ningún tipo de compensación" o ayuda, pues ni les devolvieron el IVA que "no era obligatorio pagarlo" en su momento. "Y ahora me quedo si nada", se queja.

En lo tocante a este extremo, Manuel Antelo reclama que "se devuelva" a los ganaderos el dinero invertido en compra de cuotas, que se han perdido "por una decisión política".

Sobre cómo se aguanta en las actuales explotaciones ante la bajada de precios, Antelo indica que con dificultades y gracias a que los proveedores que suministran a los ganaderos los "están financiando".

Sin apoyo de sindicatos

Esta protesta no ha sido respaldada por los sindicatos mayoritarios, una cuestión que José Luis Ríos critica, ya que "no se mueve ninguno", mientras los ganaderos "se ven indefensos".

Y es que esta asociación de Santa Comba ya había convocado para finales de marzo una huelga de entregas de leche, aunque ante la falta de apoyo de los sindicatos mayoritarios decidieron dar marcha atrás y no llevarla a cabo. Con todo, no descartan que las protestan vayan a más y "se saquen los tractores a la calle", en palabras de José Luis Ríos, si no hay mejoras.

Los sindicatos lácteos mayoritarios no han apoyado esta protesta, ya que abogan por funcionar de un modo unitario y apunta al mes de abril como un periodo todavía hábil para negociar contratos lácteos.

De hecho, los sindicatos han fijado el 10 de abril como fecha tope para que la industria presente ofertas por escrito a los ganaderos en las que conste un precio que no sea más bajo que el de los contratos que hubiesen firmados hasta el 31 de marzo y que tengan duración mínima de un año. En el caso de que los productores no estén satisfechos realizarán contraofertas en un proceso de negociación "real" para que antes del 30 de abril estén los acuerdos depositados en el Ministerio de Agricultura.

A pesar de su nombre, Organización de Productores Lácteos-OPL, esta asociación no es una de las dos organizaciones de productores lácteos registradas legalmente para negociar precios con la industria en Galicia, que son dos: Ulega y Aprolac, y que recientemente han anunciado que se unirán en un único operador.

La Organización de Productores Lácteos-OPL es una asociación a nivel estatal que agrupa alrededor del 9% de la producción en España, de la que un 40% proviene de sus socios en Galicia. En el Estado son alrededor de 1.000 socios, de los que un tercio están en la Comunidad gallega.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.