La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha licitado este lunes por más de 19,7 millones de euros las obras para la conversión en autovía del Corredor do Morrazo (Pontevedra), concretamente en el tramo Rande-Domaio, que prevé que pueda estar finalizado en 2017.

Esta ejecución, que consiste en una acometida llevada a cabo a lo largo de tres kilómetros de longitud entre el enlace de Rande y el de Domaio, es uno de los tres subtramos en los que se ha dividido esta actuación, donde actualmente se están ultimando los proyectos de construcción del segundo y el tercer tramo.

Para las obras de este subtramo se ha tenido en consideración el proyecto de ampliación de capacidad de la autopista AP-9, para no interferir con la localización del pilar previsto para el nuevo viaducto. Además, se ha diseñado un acceso de mayor longitud para facilitar el cambio de carril a los vehículos.

La Xunta aprobó en febrero el decreto de urgente ocupación para la expropiación en todo el trazado, que tendrá un importe total de 1,1 millones de euros y afectará a 101.315 metros cuadrados en 105 predios. Tras la licitación de este subtramo, las empresas podrán optar al contrato hasta el 27 de mayo, tras lo que la adjudicación se formalizará en verano y las obras darán comienzo en el último trimestre de este año.

Tal y como ha destacado la Consellería, estas obras permitirán reducir los problemas de capacidad de la infraestructura actual, "redundará en mayor seguridad viaria, favorecerá la movilidad y mejorará la vertebración y la estructura territorial de comunicaciones" entre la comarca de O Morrazo y el Eixo Atlántico.

Principales estructuras

En concreto, las estructuras principales proyectadas en el nuevo recorrido Rande-Domaio son un viaducto de 73 metros sobre la glorieta actual —que permitirá evitar la rotonda para acceder a la AP-9—, y un túnel de casi 134 metros para minimizar la afección a restos arqueológicos del Castro y petroglifos de Vistalegre.

Además, habrá un viaducto de 415 metros para salvar el río Minouva y la Poza da Moura —que se duplicará por el margen derecho—, y habrá una pasarela peatonal en el punto kilométrico 2+400. Igualmente, se prevé que se dupliquen varios márgenes del recorrido, donde destaca el que afectará al túnel de Montealegre.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.