El montañero español Juan Bolívar Bueno, rescatado este domingo del fondo de un barranco en el Atlas marroquí, se encuentra físicamente bien, dormido en una habitación de hospital de Uarzazate y rodeado de familiares y amigos.

El cónsul español en Casablanca ha visitado este lunes al supervivienteBolívar, al que "se ve bien", va a necesitar "varios días de reposo", dijo a la prensa un familiar suyo que pudo verlo en su habitación de la  Clínica Chifa de Uarzazate, a la que llegó en torno a la 1 de la madrugada hora local (medianoche en España). En principio, el joven de 27 años no tiene ninguna contusión ni presenta heridas, pero ha sufrido de hipotermia durante los varios días que ha estado en el fondo del barranco, además del estrés postraumático. 

La Consejería de Interior en Rabat (Marruecos) ha informado de que el espeleólogo se encuentra "estabilizado y descansado". El espeleólogo, agente de Policía, se encuentra acompañado por el subinspector de la Consejería de Interior en Rabat mientras las autoridades marroquíes continúan con el rescate de los cuerpos sin vida de sus dos compañeros.

Algunos familiares, sin querer dar sus nombres, han criticado la gestión de la crisis por parte del gobierno marroquí y de la embajada de España, así como el tratamiento dado por los medios de comunicación.

Su madre, entre la alegría, la pena y la impotencia

Encarnación Bueno, madre de Juan Bolívar, afronta lo ocurrido entre la "alegría" de no haber perdido a su hijo, la "pena" por los fallecidos y la "impotencia por no poder hacer nada" en un asunto que en su opinión no ha gestionado bien aquel país. Bueno ha considerado que "si se hubiese mandado el avión (desde España) cuando estaba fletado, otra cosa" hubiera ocurrido.

Han sido unos incompetentes, no tenían medios suficientes

"No comparto para nada cómo se ha gestionado en Marruecos, creo que han sido unos incompetentes, han ayudado lo que han podido pero no tenían medios suficientes", ha declarado la madre de Juan Bolívar Bueno, de 27 años, agente de la escala básica de la policía destinado desde hace casi cuatro años en una comisaría de Madrid.

Dice que aún no ha podido hablar con su hijo (anoche al parecer pidió que lo sedaran para dormir un poco) y que desconoce cómo y cuándo se llevará a cabo el traslado del joven a España. Aunque lleva casi cuatro años residiendo en Madrid, en el que es su primer destino definitivo como agente de la Policía Nacional después de que concluyera el periodo de prácticas, Juan Bolívar Bueno visita siempre que puede Granada, donde reside su familia y su novia, explica su madre.

Recuperados los dos cadáveres

En el accidente en el Atlas marroquí murieron el policía nacional José Antonio Martínez Jiménez y el abogado gaditano Gustavo Virués. Los cadáveres de ambos han sido rescatados este lunes, según fuentes oficiales marroquíes.  Los cuerpos van a ser trasladados de inmediato al Hospital de Uarzazate, desde el cual serán luego repatriados a España, añadieron las fuentes.