El sector de los videojuegos catalán facturó 70,1 millones de euros en 2014 y aglutinó a 89 empresas que dieron empleo a 983 trabajadores, según el Plan de Cultura Digital 2014-2016 de la Conselleria de Cultura de la Generalitat.

En España, la facturación fue de 413 millones con 330 empresas, que se concentran mayoritariamente en Madrid (29,8%), Catalunya (27,1%) y Valencia (10,5%), según un informe de la Asociación Española de Empresas Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV).

La previsión de la asociación es que en 2017 la facturación alcance los 723 millones de euros, y de trabajo a 5.271 personas.

Se trata de un sector que el 78% de su facturación es online, un 55% de esta proviene del extranjero, y el 45% de sus trabajadores tiene menos de 30 años.

"El caso catalán"

El informe, El libro blanco del desarrollo español de los videojuegos, destaca que en los últimos años, Catalunya y, más concretamente Barcelona, se ha convertido en "un vivero de empresas de videojuegos y social games con empresas líderes en el sector español como King, Social Point y Akamon.

Pone en valor el apoyo de las administración autonómica por iniciativas como que el Instituto Catalán de las Empresas Culturales (Icec) incluyera al sector del videojuego como ámbito de su competencia en 2012, con el objetivo de "crear un clúster en su región".

También señala otras iniciativas como la feria Gamelab, que se celebra en Barcelona desde 2011 y en su última edición recibió más de 1.000 asistentes, de 600 empresas y organizaciones, con 36 expositores y 62 ponentes internacionales, según fuentes de la organización.

Los desarrolladores de videojuegos catalanes decidieron asociarse en 2012, creando Devicat (Desarrolladores y Editores de Videjuegos de Catalunya) para ser el interlocutor del sector con la Generalitat y con el objetivo de convertir a Barcelona en el centro de producción de videojuegos de Europa.

Oferta educativa

En los últimos años, las universidades catalanas han incrementado la oferta de másteres relacionados con el sector, e incluso se ha creado un grado sobre videojuegos, impulsado por la Escuela de Nuevas Tecnologías Interactivas (Enti), como centro adscrito a la Universitat de Barcelona.

El director académico de Enti, Oscar García, ha explicado a Europa Press que Barcelona concentra mucho talento y que no es "casual" que grandes estudios del sector decidan establecerse en Barcelona, y ha destacado la nueva incubadora de startups de videojuegos GameBCN.