El Consulado español en Casablanca está tratando de agilizar los trámites para la repatriación de los cuerpos de Gustavo Virues y de José Antonio Martínez, los dos espeleólogos que fallecieron en Uarzazate, al sur de Marruecos, tras quedar atrapados en una sima.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Oficina de Información Diplomática (OID) del Ministerio de Asuntos Exteriores, la repatriación de sus cuerpos depende de un protocolo del Derecho interno marroquí y de las autoridades marroquíes especialmente teniendo en cuenta que el fallecimiento de los espeleólogos ha sido un accidente.

Tanto la Embajada de España en Rabat como el cónsul español en Casablanca, Eduardo de Laiglesia del Rosal, están pendientes del estado de salud de Juan Bolívar, el único superviviente de los tres espeleólogos que ayer fue rescatado con vida.

El Gobierno informó este domingo del fallecimiento de Gustavo Virues, residente en Granada y de 41 años, y del de su compañero Antonio Martínez, también de 41 años, debido a la gravedad de sus heridas.

Sus familiares han pedido agilizar las labores de repatriación de los cuerpos sin vida de los españoles "cuanto antes" alegando que las familias "están en una situación límite".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.