Trabajadores de una empresa textil
Trabajadores de una empresa textil en su taller. ARCHIVO

El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) redujo un 54% los expedientes pendientes de tramitar a 31 de diciembre de 2014 en la Comunidad de Madrid, hasta 17.850 casos, frente a los 38.801 expedientes que existían a finales del mes de marzo del mismo año.

Así, la Comunidad de Madrid se ha convertido en la región con más expedientes acumulados al finalizar el ejercicio, superando a Cataluña, que presenta 14.950 expedientes frente a los 53.431 de hace doce meses, tras rebajarlos un 72 por ciento.

A nivel nacional, el Fogasa redujo un 71,45%  los expedientes pendientes de tramitar a 31 de diciembre de 2014, hasta 57.590 casos, tras haber 'digerido' gran parte de las más de 201.600 solicitudes que existía a finales del mes de marzo del año pasado.

Así lo señala el Gobierno en respuesta a los diputados socialistas Miguel Ángel Heredia y María Teresa Rodríguez Barahona, quienes plantearon sendas preguntas parlamentarias sobre la situación del Fogasa y el número de asuntos pendientes de resolver.

En su respuesta, que recoge Europa Press, el Gobierno incluye un cuadro con los datos de los expedientes pendientes de tramitación, por provincias y comunidades autónomas a 31 de diciembre del año pasado, cuando se acumulaban 57.590 casos, un 71,45%  menos que a finales de marzo, cuando se llegó a los 201.673 expedientes.

Por provincias, Madrid pasa a ocupar el primer lugar con 17.850 expedientes, frente a los 38.801 de hace casi un año, adelantando a Barcelona, que ha reducido de 42.994 a 14.026 los casos pendientes (-67,38%). Por su parte, Valencia ha reducido un 86,53% su lista de espera del Fogasa, pasando de 26.381 a 3.554 expedientes.

En cuanto a las provincias con menos casos pendientes de resolución, se sigue tratando de Ceuta, que ha pasado de tres a cero; Segovia, de tres a uno; Melilla, que baja de cinco a dos; Soria, que reduce de seis a cinco; y Huesca, de ocho a seis.

El Ministerio precisa finalmente que "no se puede anticipar el número de afectados" por cada expediente ni tampoco el importe total que habrá de abonar el Fogasa porque "los expedientes pueden contener uno o varios beneficiarios", dado que "las prestaciones del Fogasa se refieren a insolvencias empresariales" en las que "los trabajadores pueden aparecer agrupados o de forma individual".

No obstante, una estimación realizada a nivel nacional proporcionó, a fecha 31 de diciembre de 2014, una cifra aproximada de 87.536,80 trabajadores afectados por expedientes pendientes, según Empleo.