El ataque de una manada de lobos ha provocado este fin de semana la muerte de una treintena de ovejas en el término municipal abulense de Salvadiós, en La Moraña, según ha lamentado Asaja de Ávila, que ha reclamado agilidad en el pago de las indemnizaciones y medidas preventivas para evitar las graves pérdidas económicas en las explotaciones.

El ataque de lobos, certificado como tal por los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León, se produjo en una finca alambrada conocida como prado de Boyal, a un kilómetro del casco urbano, un recinto en el que pastaban cerca de cien ovejas, según el relato del ganadero afectado.

A pesar de que tiene la explotación en la Moraña, el ganadero damnificado ya vivía con "miedo" ante la posibilidad de sufrir la acción del lobo, dado que ya se han producido ataques en la zona.

Al llegar a la finca donde pastaban las ovejas, el propietario de las reses vio alrededor de un centenar de buitres, y después el terreno "regado" de cadáveres. Además de la treintena de cabezas muertas, otros animales que han sobrevivido al ataque presentan mordeduras y heridas, por lo que el número de animales muertos podría incrementarse.

Ante lo ocurrido, Asaja de Ávila, a través de un comunicado recogido por Europa Press, ha vuelto a reclamar a la Junta de Castilla y León agilidad a la hora de abonar los daños por lobo, así como la puesta en marcha de manera urgente de medidas preventivas y de control del lobo.

Asimismo, la organización profesional agraria recuerda a los ganaderos la importancia de tramitar la reclamación por responsabilidad patrimonial, que sus servicios técnicos tramitan al sector.

Consulta aquí más noticias de Ávila.