La Junta de Castilla y León mantendrá las dietas y retribuciones de las elecciones autonómicas de 2011 para el personal que preste sus servicios y realicen actividades "cualitativamente significativas" en los comicios convocados para el 24 de mayo, según consta en la orden publicada este lunes en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

En este caso, se contemplan las actividades especialmente significativas de la Junta Electoral Autonómica y personal a su servicio, Juntas Electorales Provinciales y personal a su servicio y Juntas Electorales de Zona y personal a su servicio y jueces de primera instancia o de paz, "determinando la compensación correspondiente a su mayor esfuerzo".

En concreto, el presidente de la Junta Electoral de Castilla y León percibirá 4.093,52 euros, mientras que el secretario cobrará 3.270,80 euros, el vicepresidente 2.243,75 euros y los vocales 2.161,47 euros.

Cuando en sus reuniones participe como miembro un representante en el territorio de la Comunidad de la Oficina del Censo Electoral, percibirá la misma gratificación fija que la establecida para los vocales.

Esta gratificación sufragará tanto el desarrollo ordinario del proceso como las eventuales repeticiones de elecciones o actos de votación que se originen derivados de la celebración del mismo, "sin que, por lo tanto, en estos supuestos deba efectuarse ninguna nueva asignación".

Los miembros de la Junta Electoral de Castilla y León percibirán las dietas por alojamiento y manutención y los gastos de viaje que se produzcan como consecuencia de la asistencia a las sesiones fuera de su residencia oficial.

Por su parte, en el caso de los miembros de las Juntas Electorales Provinciales los presidentes percibirán 617,04 euros, los vocales judiciales 205,68 euros, los vocales no judiciales 185,13 euros, los secretarios 565,61 euros y los delegados de oficinas de Censo Electoral 205,68 euros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.