Gran Colisionador de Hadrones
Imagen de archivo del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el mayor acelerador de partículas del mundo. EFE

El colisionador de hadrones del CERN ha vuelto a reactivarse este domingo a las 9.30 —hora peninsular española— después de dos años parado en el que se han realizado una serie de mejoras que permitirán a los científicos dar un nuevo paso en la confirmación de la existencia de la llamada materia oscura, el material hasta ahora indetectable y que según teorías compone el 84% del universo.

No sabemos qué resultados vamos a obtener pero lo importante es que vamos a registrar colisiones a un nivel nunca visto antes A tal efecto, el plan consiste en lanzar dos rayos de partículas de alta energía que recorrerán los 27 kilómetros de túneles subterráneos con el objetivo de volver a hacer historia, como ya sucediera hace dos años con el descubrimiento de una partícula enormemente consistente con las características que se presumen al bosón de Higgs, la partícula elemental que ha contribuído a nuestro entendimiento del origen de la masa de las partículas subatómicas.

Así, el elevado nivel de energía de estos rayos, de 13 teraelectronvoltios, podría permitir la captura de esta materia oscura, en opinión del responsable de comunicación del CERN, Arnaud Marsollier.

"El colisionador va a estar trabajando día y noche. No sabemos qué resultados vamos a obtener pero lo importante es que vamos a registrar colisiones a un nivel nunca visto antes", ha declarado a The Guardian tras confirmar que la nueva mejora del colisionador le permitirá duplicar la potencia de sus rayos.

Y los resultados, como apunta, no serán inmediatos. Serán necesarias algunas semanas antes de que el colisionador esté listo para incrementar la potencia hasta los niveles necesarios. En este sentido, las primeras colisiones de partículas no comenzarán hasta el próximo mes de junio.