Comerciantes del centro denuncian una oleada de robos a turistas en plena calle

  • Día tras día se produce algún robo a viandantes que pasean por las calles a plena luz del día.
  • Desde la asociación de comerciantes del centro han detectado un incremento notable de los robos como consecuencia de la presencia masiva de turistas.
  • Hay desde ladrones profesionales, hasta bandas de menores.

“En lugar de mirar a la cara miran los bolsos”. Así de explícito se muestra Gonzalo R., un comerciante de la calle San Vicente Mártir cansado de ver como día tras día se produce algún robo a viandantes que pasean por las calles a plena luz del día. Desde la asociación de comerciantes del centro han detectado un incremento notable de los robos como consecuencia de la presencia masiva de turistas, que por estas fechas empiezan a dejarse ver con mayor asiduidad.

Fuentes de la asociación explicaron ayer a Las Provincias que las denuncias de sus asociados han aumentado de forma notable desde las pasadas Fallas hasta hoy, llegando a una situación “insostenible”. “No sólo es el problema, es la imagen de la ciudad. Al turista que le roban no vuelve seguro”, continua Gonzalo, visiblemente nervioso por la situación. Este comerciante explica, tras verlos actuar muchas veces, que operan en grupos de tres o cuatro personas. Primero se produce un golpe o encontronazo que despista a la víctima, mientras que otro compinche sustrae la cartera, que llega a las manos de un tercero. “El que roba nunca se queda el objeto”, sentencia.

La casuística es variada. Desde ladrones profesionales perfectamente trajeados que no levantan ninguna sospecha, hasta bandas de menores que, conscientes de la dificultad de procesarles, actúan sin ningún tipo de reparo. “A esta zona vienen muchos turistas que están en Valencia por la Copa América. Son gente de dinero, y los ladrones lo saben”, sentencian desde la asociación.

Catorce años

Uno de los principales problemas es la presencia de bandas de menores procedentes de países del Este, donde muchos de sus integrantes no superan los 14 años. “En Navidades, tras denunciarlo a la Policía, la situación se había normalizado. Pero ahora han vuelto a dejarse ver”, añaden las mismas fuentes. “En la zona hay muchísimo turismo últimamente. Durante un par de días vienen de barcos de cruceros y la zona se llena de carteristas”, lamenta Gonzalo.

Desde la asociación se solicita que se articulen las medidas necesarias para que los ladrones, una vez detenidos, no vuelvan a reincidir, sobre todo, en el caso de los menores. Fuentes de la fiscalía de menores explicaron que en el caso de que el detenido tenga menos de 14 años no puede ser juzgado bajo la ley del Menor, por lo que se pone en conocimiento de los padres, quienes serán responsables de los daños causados.

En la zona hay muchísimo turismo últimamente. Durante un par de días vienen de barcos de cruceros y la zona se llena de carteristas

Si está en una situación de desamparo, se determina el ingreso en un centro de protección de menores. Si tienen más de 14 años, según las citadas fuentes, se les aplica la ley del menor. “Pero para las infracciones leves (hurtos), la sanción no pasa por el internamiento”, añaden. En los últimos días se han detectado grupos de carteristas que operan en la plaza Redonda (dos chicos y una chica), en la plaza de la Reina y en el primer tramo de la calle San Vicente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento