La Xunta activa hoy el plan para paliar los efectos del calor

  • Estará operativo hasta finales de septiembre.
  • Las personas mayores y los menores son los colectivos más suceptibles de sufrir los efectos de las altas temperaturas.
La Xunta activa hoy el plan de actuación para reducir los posibles efectos de las altas temperaturas sobre la salud y lo mantendrá operativo hasta finales del mes de septiembre, siendo las personas mayores y los niños los colectivos "más susceptibles" a sufrirlos.

El citado plan se centra en establecer un sistema de previsión, alerta y comunicación de los riesgos, definiendo unos niveles de alerta y una sistemática de intervención para cada nivel y, además, reforzando la coordinación interinstitucional entre las unidades competentes en esta materia.

Las personas mayores y los niños menores de cinco años representan los colectivos "más susceptibles" a sufrir los efectos derivados de las altas temperaturas.

Además, responsables sanitarios recomiendan tener especialmente en cuenta a los grupos marginales, personas de edad avanzada que viven solas y la población con problemas de salud que se pueden ver agravados con altas temperaturas, sobre todo que padezcan patologías respiratorias y neurológicas.

Con todo, como es habitual con las altas temperaturas, los especialistas recomiendan evitar la exposición directa al sol, situarse en lugares frescos, realizar una hidratación "adecuada" bebiendo agua y zumos de frutas, así como evitar las comidas copiosas. También apuntan la importancia de buscar ayuda especializada en los centros sanitarios cuando se noten síntomas de deshidratación o por la exposición prolongada al sol.

Seis líneas

La estrategia de las actuaciones del plan está basada en seis líneas de trabajo centradas en un sistema de coordinación de las administraciones implicadas en el desarrollo de las actuaciones; un sistema de información ambiental para la predicción y seguimiento, si es el caso, de las olas de calor; y un sistema de decisión del novel de alerta existente.

La cuarta línea consiste en un sistema de vigilancia de la movilidad inducida por la ola de calor; la quinta se centra en un sistema de comunicación de información en cada nivel de alerta: población general, profesionales del sector social y voluntariado dedicados al cuidado de los mayores y profesionales y dispositivos sanitarios; y una sexta línea que consiste en un sistema de protocolos de actuación bien definidos para cada nivel de alerta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento