Los trabajadores de basuras de Parla desconvocan la huelga tras quince días de paros

  • El servicio comenzó a funcionar con normalidad este martes, pero los empleados tardarán varios días en retirar las toneladas de residuos amontonadas en la ciudad.
  • Los trabajadores dan "un voto de confianza" a la empresa tras recibir la promesa de que recibirán los sueldos que se les adeuda la semana que viene.
Montones de basura en las calles de Parla por la huelga.
Montones de basura en las calles de Parla por la huelga.
EP

Los trabajadores de la unión temporal de empresas (UTE) Garbialdi-Sadifer, concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras de Parla, decidieron este martes dar por concluida la huelga que mantenían desde el pasado 16 de marzo, cuando comenzaron los paros en protesta por los retrasos en el pago de las nóminas.

El servicio comenzó a funcionar con normalidad de madrugada, cuando los empleados procedieron a retirar las toneladas de residuos que se amontonan en diversos puntos de recogida de la ciudad. Los trabajos continuarán a lo largo de este miércoles después de la plantilla ratificase el fin de los paros en asamblea, aunque el municipio aún tardará días en verse libre de desperdicios.

El motivo para desconvocar la protesta es que la empresa se ha comprometido a abonar a sus trabajadores los salarios que se les adeudan, correspondientes a al 14% de la nómina de febrero, una parte de los pagos extraordinarios adheridos a esta nómina y el salario de este mes de marzo, que todavía no han recibido.

Los pagos se harán efectivos entre el próximo lunes, 6 de abril, y el miércoles, día 8, lo que merece, a juicio de César Martínez, portavoz del comité de empresa, un "voto de confianza" tanto hacia la prestadora del servicio como al Ayuntamiento de la localidad, que encabeza la alcaldesa Beatriz Arceredillo (PSOE).

La ciudad, en "quiebra"

El Consistorio no ha participado en las conversaciones, según detalló un portavoz. La Junta de Gobierno municipal aprobó a finales de enero el plan de pagos pactado con Garbialdi-Sadifer, a la que ha abonado en las últimas semanas 1.060.000 euros en concepto de atrasos pendientes generados por su mala situación económica.

Arceredillo aseguró el viernes pasado que la ciudad está en "quiebra técnica" y que "no hay dinero" en las arcas municipales porque sus ingresos son confiscados por las administraciones debido a las deudas contraídas por su antecesor, José María Fraile,  que permanece en prisión provisional en el marco de la operación Púnica.

La alcaldesa ha invitado a la concesionara del servicio de limpieza y recogida de basuras a renunciar al contrato si no se veía capaz de esperar las transferencias municipales, a fin de que otra empresa "interesada" se hiciese con el servicio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento