200 vecinos reclaman cambios en la nueva Ordenanza del ruido

  • Los afectados piden que Joaquín Loriga se considere como zona saturada.
  •  Los hosteleros reclaman menos restricciones.
Los vecinos de Joaquín Loriga piden que prime su derecho al descanso. (M. Vila)
Los vecinos de Joaquín Loriga piden que prime su derecho al descanso. (M. Vila)
El pasado viernes terminó el periodo de reclamaciones a la modificación de la Ordenanza contra la Contaminación Acústica aprobada el pasado 5 de marzo por el pleno de la corporación y, pese a haber sido uno de los temas más polémicos del final de la legislatura, sólo ha tenido
27 alegaciones, 23 de ellas hechas por hosteleros y salas de fiesta.

Las cuatro restantes corresponden a una agrupación de 200 vecinos de la calle Joaquín Loriga y a la Asociación contra el Ruido.

Los profesionales del sector centran sus reclamaciones en hacerle ver al Concello que la ordenanza, según ellos, "es muy restrictiva".

Mientras, 200 vecinos de Joaquín Loriga piden que se incluya su calle entre las Zonas Acústicamente Saturadas.

Los afectados apuntan a dos locales como la causa de todos sus desvelos: el Bar-Tolo y el Vagalume. En este caso no se quejan del ruido provocado por la música, sino por la aglomeración de gente que se junta "a beber en las escaleras cada jueves, viernes y sábado".

Denuncias sin atender

Los afectados reclaman más atención por parte de la Policía Local, ya que, cuando llaman, "o no vienen, o lo hacen con el coche patrulla y los chavales se van", de manera que no se puede identificar a nadie.

Además, a la hora de solicitar mediciones sonométricas tampoco tienen suerte: el último mes solicitaron dos y los agentes no acudieron por falta de efectivos, según datos policiales.

Ésta es la situación tantas veces denunciada por Javier Quintana, presidente de la Asociación Viguesa Contra el Ruido, quien, por su parte, presentó tres alegaciones.

En ellas se exige que se declare incompatible la presencia de locales de copas en los bajos de los edificios en los que haya viviendas, sin aceptar la mejora del aislamiento como solución definitiva.

La solución, a partir del día 16

Uno de los primeros temas con los que se va a encontrar Abel Caballero a partir de su investidura el próximo día 16 es decidir si se aprueba o no la nueva Ordenanza.

El socialista ya dijo durante la campaña que tendría "tolerancia cero" con el ruido.

Por el momento, las alegaciones están siendo estudiadas por Medio Ambiente.

Su titular en funciones, Chema Figueroa explicó a 20 minutos que "se contestará a todas las alegaciones y la siguiente corporación deberá decidir en el pleno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento