La genética logró el milagro

Los padres y la pequeña de seis meses, acompañados por el doctor Elkin Muñoz.
Los padres y la pequeña de seis meses, acompañados por el doctor Elkin Muñoz.
Un bebé vigués, primero del mundo que nace sin una grave enfermedad hereditaria. "Muy contentos", así estaban los padres de la primera niña del mundo que gracias al diagnóstico genético preimplantacional (DGP) ha nacido libre del síndrome de Norri, una grave enfermedad de la que su madre es portadora.

La pareja, que prefiere mantener el anonimato "por el bien de su hijo", un niño de seis años que sí nació con este síndrome y por él sufre ceguera, inició el tratamiento hace tres años.

"Ha sido un proceso largo y duro, pero merece la pena" reconoció la madre.

Tanto ella como su marido están "tremendamente agradecidos" al equipo de facultativos de la clínica IVI de Vigo y también a la ciencia por haber logrado el milagro que ahora es ya una hermosa niña de seis meses completamente sana.

Lo novedoso de este caso es que se trata de la primera vez en el mundo que se ha conseguido aplicar el DGP sin recurrir a la selección del sexo.

Los felices padres hicieron un llamamiento a las administraciones para que implanten ayudas para las familias en estas circunstancias y se informe a la gente.

"Es un tema muy desconocido, por eso mucha gente se opone".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento