Una mujer ha sido detenida en el estado septentrional indio de Haryana como la presunta homicida de un niño de cinco años al que "sacrificó" en la creencia de que ello le ayudaría a engendrar un hijo propio, informó hoy la Policía.

El suceso ocurrió en el pueblo de Mondora, del distrito de Panipat, a medio centenar de kilómetros al norte de Nueva Delhi, donde el cadáver del pequeño fue hallado en una bolsa de arpillera en una zona boscosa.

Las investigaciones llevaron a la detención de una mujer identificada como Sunita, quien presuntamente secuestró al pequeño y después lo mató en un sacrificio ritual para poder tener hijos, según una fuente policial citada por la agencia PTI.

No es la primer suceso de este tipo

A mediados de abril pasado, se registró un suceso parecido en el mismo estado, donde un hombre fue arrestado tras confesar que había matado a hachazos a su hijo de tres años en un "sacrificio" a la diosa Kali , que en la fe hindú representa la destrucción y la regeneración.

El presunto asesino alegó que la noche anterior había soñado que debía "sacrificar" al menor de sus cuatro hijos para complacer a la diosa, cosa que hizo en plena calle en la pequeña localidad de Ratak, para después regresar a su casa y pedir a la esposa que le preparase un té.