Uno de cada ocho vascos adultos emplea plantas medicinales para controlar el sobrepeso, en concreto, el 36% de los consumidores habituales de plantas, según una encuesta del centro de Investigación sobre Fitoterapia Infito.

Sin embargo, el porcentaje de consumidores de Euskadi que se muestra favorable a ellas para perder peso se eleva al 90%, por encima de la media nacional. Por grupos de población, los más partidarios de la fitoterapia en el control del peso son los habitantes de núcleos urbanos, los más jóvenes y quienes tienen estudios secundarios.

Al acercarse el verano, el número de personas que quiere perder unos kilos de más se eleva

En un comunicado, el centro destacó que, al acercarse el verano, el número de personas que quiere perder unos kilos de más se eleva, por lo que también se disparan las consultas al farmacéutico, de quien la mayoría de los encuestados dice haber recibido consejo sobre los preparados de plantas medicinales que más les convenían.

En este sentido, señaló que el farmacéutico, por su proximidad al ciudadano, puede ayudar a evitar que ese 40% de españoles con sobrepeso pase a ser obeso, con el consiguiente riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes, hipertensión o trastornos cardiovasculares