Más del 30 por ciento de las familias aragonesas vive al día y gasta todo lo que ingresa, aunque sólo el 5 por ciento reconoce sufrir "graves problemas" para llegar a final de mes, según un estudio sobre el perfil de endeudamiento de los aragoneses y su repercusión mensual en la economía doméstica.

El informe, presentado hoy por el director general de Consumo del Gobierno de Aragón, Ángel Luis Monge, revela que el 22,8 por ciento de los hogares de la Comunidad subsiste con unos ingresos netos de hasta 1.000 euros al mes.

La familia tipo aragonesa está formada por 3 ó 4 personas, en el 58 por ciento de los casos, aunque también hay una gran proporción de hogares con sólo dos miembros, un 36 por ciento. El sueldo medio de los aragoneses es de 1.200 euros netos, y en el 70 por ciento de los hogares trabajan los dos miembros de la familia. De esta manera, la mayor parte de las familias, el 69,2 por ciento, tiene unos ingresos medios de entre 1.000 y 3.000 euros mensuales, y sólo el 8 por ciento de las familias disfruta de una capacidad de gasto superior. Con estos sueldos medios, el 56 por ciento de los encuestados asegura que es fácil llegar a fin de mes, e incluso cuatro de cada diez afirma que ha podido ahorrar en los tres últimos meses.

En el otro lado de la balanza se encuentran las familias que no logran ahorrar nada, más del 30 por ciento, según apuntó Monge, y aquellas que sufren graves problemas para llegar a final de mes, el 5 por ciento. El director general de Consumo del Ejecutivo autonómico subrayó que estos hogares que viven al día, entre los que se incluyen la mayor parte de los "mileuristas", son precisamente los que tienen que aplicar "más prudencia" en sus economías domésticas, ante el contexto de subida de tipos de interés, que repercute directamente en el encarecimiento de las hipotecas.

La familia tipo aragonesa está formada por 3 ó 4 personas, en el 58 por ciento de los casos, aunque también hay una gran proporción de hogares con sólo dos miembros,

El 63,2 por ciento de las familias aragonesas está pagando una hipoteca, con una cuota mensual media de 548 euros, aunque sólo el 35 por ciento de los encuestados indica que la vivienda representa un "gasto fijo importante". Otros gastos relevantes son la alimentación, los suministros básicos, incluido el teléfono, y los impuestos y seguros. Los hogares aragoneses cuentan con una media de 1,6 créditos, de manera que, al margen de la hipoteca, el 26,3 por ciento de las familias se enfrenta a un préstamo para el coche, con una cuota media de 346 euros, y el 24,4 por ciento paga una media de 262 euros mensuales por un crédito al consumo.

Monge resaltó que el porcentaje de aragoneses con créditos al consumo ha aumentado en los últimos años y, aunque reconoció que es signo del dinamismo de la economía de la región, advirtió del riesgo que supone un excesivo endeudamiento. El director general de Consumo expresó su "preocupación" por la "moda de la reunificación de créditos", a la que han comenzado a recurrir las familias muy endeudadas, pero que, según Monge, establece unas "condiciones severamente gravosas". Monge recomendó a las familias "estudiar muy bien" los productos de reunificación de deudas antes de decidirse por contratar uno de ellos, puesto que muchas veces suponen el pago de unos intereses "que no se esperan".

Asimismo, abogó por la elaboración de una Ley de Sobreendeudamiento de las familias que establezca medidas para paliar la excesiva carga financiera de los hogares ante la subida de tipos. El estudio incluye un apartado comparativo con Cataluña, que revela que las familias catalanas tienen mayores dificultades para llegar a final de mes. En concreto, el 57 por ciento de los hogares catalanes afirma encontrar alguna dificultad, de diferente grado, para llegar a final de mes, frente al 44 por ciento de los aragoneses. Además, sólo el 35 por ciento de las familias catalanas ha conseguido ahorrar en los últimos tres meses, frente al 42 por ciento de las aragonesas, y en Cataluña se recurre menos a los créditos al consumo (14,8% frente al 24,4% de Aragón). El informe presentado hoy se ha elaborado a partir de 400 encuestas realizadas en el primer trimestre de 2007, y cuenta con un margen de error del 5 por ciento.