La Junta de Gobierno de Bilbao ha aprobado la apertura de un proceso negociador para adjudicar la contratación de cuatro cabinas en las que los radares roten, a fin de reducir la velocidad de los vehículos que circulen por la Villa y evitar accidentes.

Las cabinas se ubicarán en diversos puntos de la ciudad y el presupuesto para su colocación asciende a un máximo de 90.000 euros. Las cabinas de hormigón se colocarán en las vías del ámbito municipal que, aunque tienen una restricción de velocidad a 50 kilómetros por hora, son vías rápidas en las que la "gente corre demás", según el propio Consistorio.

Las carcasas serán fijas, pero los radares se colocarán en unas o en otras, según las diferentes necesidades. La intención del Consistorio es comprar más equipos de radar para adecuar el número que cabinas al de equipos. La Junta de Gobierno aprobó también diversas ayudas económicas para la instalación de ascensores y salvaescaleras y un convenio de colaboración, por valor de 45.000 euros, con la SGAE, la Diputación vizcaína y el Gobierno vasco para los décimos premios Max 2007.

El área de Acción Social aprobó la concesión de ayudas por valor de 95.000 para programas en materia de inserción y de 29.000 euros para iniciativas destinadas al apoyo a asociaciones de personas mayores y Equipamiento. En el ámbito de Sensibilización y Educación al Desarrollo se aprobaron ayudas de 128.000 euros para los programas anuales y de 29.000 para los bienales.