La Comisión para el seguimiento y control de los efectos de las temperaturas excesivas en verano activará mañana su sistema de vigilancia de las temperaturas en la Comunidad autónoma, con el fin de prever posibles situaciones de calor extremo u ola de calor y adoptar las medidas precisas.

En esta comisión participan los departamentos de Sanidad, Interior y Transportes y Obras Públicas del Gobierno Vasco. El protocolo prevé que Osakidetza, los ayuntamientos y las diputaciones forales serán avisados de una situación de riesgo con 72 horas de anticipación, para que en sus respectivos ámbitos competenciales adopten las medidas necesarias para proteger sobre todo a los colectivos más vulnerables de la población.

La Dirección de Salud pública del Gobierno Vasco recordó hoy que el territorio de la Comunidad autónoma se halla dividido en cuatro zonas en función de las temperaturas de referencia: Litoral, Cantábrica interior, Transición y Eje del Ebro.