Una docena de jóvenes han vuelto a 'okupar' esta mañana el edificio Miles de Vivienda en la Barceloneta, conocido como la Universidad pirata, después de que fuera desalojado con incidentes en la calle el martes pasado.

Un grupo de jóvenes se ha encadenado a la entrada y otros han entrado para colgar una pancarta

Unos siete jóvenes se han encadenado a la puerta a las rejas de la primera planta de este antiguo cuartel situado en el Paseo de Borbón mientras que otro grupo ha entrado para colgar una pancarta reivindicativa contra el plan urbanístico que el Ajuntament de Barcelona quiere realizar en la Barceloneta, según ha informado Catalunya Ràdio.

La pancarta colgada dice "¡Fora enderrocs d'espais plens de vida!" (¡Fuera derribos contra espacios llenos de vida!".

A medio tapiar

Los jóvenes han entrado hacia las 10 de la mañana en el edificio, que sólo estaba medio tapiado, mientras trabajaban unos operarios sacando muebles y limpiando el interior para el consorcio Port2000, que ahora gestiona este inmueble que antes era de la Guardia Civil.

Los 'okupas' apartaron las vallas metálicas y se introdujeron en el interior del edificio para desplegar su pancarta.

Los Mossos no actúan

Agentes de la Policia Portuaria presenciaron la nueva ocupación y unos minutos después acudieron varios Mossos d'Esquadra que contemplaron desde lejos la nueva 'okupación' pero sin intervenir, a la espera de que el juez decida cómo actuar.

El abogado de una de las asociaciones que tiene su sede en el Miles de Viviendas, Hibai Arbide, explicó que el proceso de desalojo del pasado martes estaba "lleno de irregularidades" porque el magistrado del juzgado contencioso-administrativo número 5 que lo ordenó "no tenía competencias".

Especulación urbanística

Los jóvenes afirman que el ayuntamiento quiere echar a muchos vecinos del barrio construyendo ascensores en la mayoría de edificios con el objetivo de convertir el barrio en una zona de apartamentos turísticos.

El desalojo del pasado martes no contó con el apoyo de los vecinos del barrio que coinciden con los 'okupas' en denunciar los intereses especulativos del consistorio.