Habrá conciertos, malabares, cuatro pinchas...

Una fiesta privada en la que participarán en torno a 250 personas servirá para protestar el domingo contra la especulación urbanística y promover la defensa del patrimonio cultural.

La ha organizado el empresario Antonio Amens en el paraje de la Fuente de los Ángeles (Villanubla), un vergel, con arroyos, un lago, restos de una antigua muralla del siglo XV y una iglesia, frente al que se ha levantado un motel, en una finca rústica.

"El Ayuntamiento ha sido quien lo ha permitido, asegurando que reportaría mucho dinero al municipio", explicó.

"Yo llevo quince años trabajando para rehabilitarlo y lucho por que se declare bien de interés cultural y se proteja. Se me ha ocurrido montar esta fiesta con conciertos, malabares, audiovisuales".