Novillas recibe este miércoles la nueva crecida del Ebro con las defensas aún "deshechas"

La punta de la nueva crecida del río Ebro llegará este miércoles, a mediodía, a la localidad zaragozana de Novillas, donde las motas y defensas están aún "deshechas" debido a la riada extraordinaria registrada a principios de este mes de marzo.
Crecida extraordinaria del Ebro en 2015
Crecida extraordinaria del Ebro en 2015
DGA

La punta de la nueva crecida del río Ebro llegará este miércoles, a mediodía, a la localidad zaragozana de Novillas, donde las motas y defensas están aún "deshechas" debido a la riada extraordinaria registrada a principios de este mes de marzo.

El alcalde de Novillas, José Ayesa, ha explicado a Europa Press que aún se estaba trabajando en las infraestructuras, carretera y riegos, "pero es imposible porque está entrando agua en las fincas" y esta nueva avenida, de unos 1.500 metros cúbicos por segundo, impedirá "reactivar el campo y poder volver a sembrar este año será imposible".

Ayesa ha advertido de que todos los ríos "de la parte del Moncayo vienen con mucha agua" y esta situación "no la habíamos conocido antes". De hecho, ha recordado que en 2013 los campos permanecieron un mes bajo el agua, "pero este año batirá todos los récords, se llenará la huerta y ya no sabemos cuándo sacaremos el agua de allí".

El Ebro alcanza en Novillas los 5,80 metros, ha detallado el alcalde, para recordar que en la anterior riada "se rompieron todas las defensas, está todo deshecho y es incalculable lo que costará arreglarlo, para nuestra desesperación".

Ayesa ha insistido en que la "única" solución para evitar los daños en las crecidas es limpiar el río, "es la solución, no hay otra", ha recalcado, y ha criticado a quienes "desconocen el problema del río" y expresan su rechazo a limpiar el cauce cuando son medidas que se han realizado "toda la vida y no pasaba nada". "Desconocen el río y no saben el mal que nos hacen", ha lamentado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento